La utopía en la Historia

Captura de pantalla 2019-02-26 a las 11.08.47cabecera ciencia y divulgación

Utopía-interior

Un análisis del concepto “Utopía” desde el punto de vista de cómo la han contemplado y entendido algunas escuelas y pensadores a lo largo de la Historia.

 

La utopía, casi siempre ha sido analizada y explicada junto con la ideología, motivo por el cual hemos de saber y comprender también el significado de “Ideología”. Según Max Horkheimer, filósofo de la escuela de Francfurt, la ideología se puede definir de dos formas:

Un sistema de representaciones mentales que reflejan el mundo tal como lo interpreta cada individuo.

Un sistema de representaciones mentales, de acuerdo con una pauta, que dirige la conducta social de cada individuo, pautado por intereses personales.

Cuatro han sido los pensadores de renombre que han estudiado la “Ideología”, y cada uno de ellos lo ha hecho reflejando unos intereses distintos del individuo, individuo que nace con una mente pura, pero que puede ir cambiando a lo largo de su vida, según sentimientos o pasiones. Se trata de un factor distorsionador que Platón identifica con la ambición; Hegel con el poder; Marx con la explotación económica y Nietzsche con el miedo.

A partir de aquí ya podemos dedicarnos a buscar e identificar a la “Utopía” como un término que contempla el desarrollo de un concepto de suma importancia política y social.

«La idea de utopía viene de muy lejos, pues el anhelo de vivir en un mundo perfecto o ideal es tan antiguo como el mismo hombre, aunque no será hasta mediados del siglo XVI en que se empieza a denominar “utopía” a ese deseo irrefrenable de la humanidad»

Empecemos diciendo que se trata de una palabra de origen griego que significa: “de ninguna parte”. Sería la creación de un mundo mental que se produce en nuestra mente, que en algunos casos se puede llevar a la práctica, pero siempre suele acabar fracasando por culpa del entorno que le rodea. Parte de la idea de que la mente está dividida en dos partes: Una parte, la ideología, que suele ser la mayor; y otra parte, la utopía, que suele ser menor. En tal sentido, la ideología representará lo que es y la utopía lo que se quiere ser. Por eso la utopía viene representada por: un sueño, un viaje, una ciudad, una isla, un espejo, una ventana, el arte, un laberinto… Que en la mayoría de los casos se convierte en un sueño imposible.

Max Weber la define de la siguiente manera: “El ser humano no habría conseguido lo posible de no haber luchado por lo imposible”.

Inmanuel Kant diría que: “El ser humano se diferencia del Mundo animal por su capacidad de expectativas de futuro”.

Y Karl Marx afirmaría: “La humanidad tiene un sueño. Sólo necesita despertar para hacerlo realidad”.

Captura de pantalla 2019-03-08 a las 14.33.43No obstante, la idea de utopía viene de muy lejos, pues el anhelo de vivir en un mundo perfecto o ideal es tan antiguo como el mismo hombre, aunque no será hasta mediados del siglo XVI en que se empieza a denominar “utopía” a ese deseo irrefrenable de la humanidad que necesita dar rienda suelta a sus pensamientos y a su imaginación, y correspondería a Tomás Moro la invención de dicho término, al escribir un ensayo con dicho nombre en el que se describe una isla idílica en la que sus habitantes viven en convivencia pacífica, armoniosa y en el disfrute común de los bienes. El mundo idílico que Tomas Moro nos muestra en su libro Utopía, es una isla de una anchura aproximada de 200 millas y con un perímetro de unas 500, muy cerca de un continente. Está dividida administrativamente en 54 ciudades, centralizadas en una capital llamada Amaurota, de perímetro en forma de cuadrado y en la ribera de un río.

• Cada 30 familias eligen a un magistrado y con 200 se puede elegir a un Príncipe vitalicio, pero elegido entre 4 candidatos propuestos por el pueblo. En caso de que el dirigente no cumpla las expectativas, puede ser depuesto.

• Todo el mundo trabaja, básicamente en la agricultura, pudiendo ejercer otro oficio de acuerdo a sus aptitudes y aficiones. El horario de trabajo será de 6 horas diarias.

• El grupo familiar tiene un número limitado de componentes, los que sobran se envían a otro grupo en que falten miembros.

• En los almacenes de la ciudad se entregan los frutos del trabajo y luego se recogen los necesarios para vivir. Todo ello con libertad absoluta. Prohibido el acaparamiento que solo es fruto del temor, ya que en Utopía todos tienen acceso a lo necesario.

• En la ciudad no se maneja dinero y, por tanto, no son necesarias las monedas ni los bancos. Sin embargo, si existieran reservas del Tesoro, podrían utilizarse para conceder préstamos a otros países. Además se fomenta el desprecio de los metales nobles y las joyas.

• Se apoya y recomienda el desarrollo de las ciencias y técnicas a través de estudios teóricos y prácticos.

• Libertad de culto compatible con la razón y una moral hedonista, que asocia la satisfacción como fin superior, de forma razonada y orientada hacia el bien.

Captura de pantalla 2019-03-18 a las 17.05.09• No a la esclavitud, que solo se practica en casos de delitos, siendo redimible por el trabajo para la Comunidad.

• Eutanasia en casos incurables.

• Matrimonio: 18 años para la mujer y 22 para el hombre con fuertes castigos para la infidelidad, se trate de varón o mujer. Autorización de divorcio, siempre que esté justificado.

• Sobre la guerra. La odian y rechazan; pero hombres y mujeres se preparan, por si es necesario defender la república.

Una somera lectura de las características principales de ese lugar, nos lleva a detenernos en algunas observaciones muy interesantes, por ejemplo:

• No existe la propiedad privada. Ni siquiera la casa o vivienda habitual.

• Los gobernantes son elegidos por el “Pueblo” y corresponde a éste el control y posible cese.

• La familia es el núcleo principal de la sociedad y está sometida a la potestad del padre como garantía del orden público.

• La mujer tiene los mismos deberes y derechos que el hombre, si exceptuamos la sumisión al padre, como el resto de componentes. Tanto es así que aprende, trabaja, puede ser sacerdote e ir a la guerra. A destacar el castigo por infidelidad, sea quien sea el que la practique.

Sombra de Clío

Fue en tiempos de la ilustración francesa, siglo XVIII, cuando se produce una tendencia o inspiración consistente en cambios culturales, que a la vez fueran cambios sociales e incluso políticos, con la pretensión de combatir la ignorancia, la superstición y la tiranía, por medio de la razón. Pero existe un problema insalvable en aquella época, pues los científicos no poseen poder y solo pueden actuar en la sociedad produciendo una especie de creatividad en cadena, cuya onda pueda llegar al pensamiento político; de forma que las utopías eran vistas y percibidas no solo como un sueño, sino como una idea de alcanzar o modificar la realidad de las cosas establecidas.

Síguenos en TwitterSi comparamos el pensamiento del inglés Francis Bacon (1561-1626), uno de los primeros en plantear un método científico, con el del francés Saint-Simón (1760-1825), representante del socialismo utópico y fundador de la Sociología, la diferencia estriba en que el primero postulaba una ideología en la que daba una gran importancia a las ciencias físicas y de la naturaleza a fin de dominar la tierra mediante el conocimiento y crear un sistema industrial basado en las ciencias naturales. En cambio, el segundo ponía el acento en las ciencias sociales como expresión de la gravitación universal de Newton, que no dejaba de ser un principio capaz de gobernar todos los fenómenos, ya fueran físicos o morales, pues el filósofo francés entendía que si la naturaleza tenía un orden, todas las ciencias derivadas de ella deberían tener el mismo Síguenos en Facebookprincipio y su fin consistiría en que más tarde o más temprano pudiera realizarse en la realidad, salvo si se tratara de una forma de evasión que, lógicamente, no se cumpliría nunca.

A su vez, Saint-Simón, pretendía fortalecer su aceptación con la propuesta de establecer una alianza entre hombres de ciencia y el pueblo laborioso en aras a conseguir realizar “el sueño” planificado sin oposición importante; y, a medida en que su pensamiento va evolucionando, acaba sustituyendo el término “sueño” por “parábola” o “parábola industrial”, donde la clase ociosa podría suprimirse, pero nunca la clase encargada de la industria, que jamás debería utilizarse para conseguir el poder. En este aspecto el gran sociólogo, tiene plena confianza en la industria, pero también en la ciencia, pues ambas unidas mejorarán los aspectos morales y físicos de las clases trabajadoras.

Alberto Vázquez-FirmaPuedes seguir a Alberto Vázquez Bragado en Twitter como @BragVazquez

A MagazineFranja Patrocinio Patreon & Paypal

Ataraxia Magazine es un digital de lectura gratuito en Internet. Publicamos a lo largo del mes más de una treintena de extensos artículos y columnas de política, sociedad y cultura, fruto del esfuerzo y dedicación de un equipo de más de quince periodistas, escritores, juristas, abogados, economistas y expertos en todo tipo de materias. Cada número supone no menos de 400 horas de trabajo colectivo. Garantizar la continuidad de una iniciativa de estas características sin financiación es imposible. Si te gusta nuestra publicación te pedimos que contribuyas, en la medida de tus posibilidades, a su continuidad; o bien patrocinándola mediante una mínima cuota mensual de 5 dólares (4,45€) a través de PATREON (hallarás el enlace tras estas líneas) o bien aportando mínimas cantidades, a partir de 1€, mediante un micropago utilizando PAYPAL (enlace tras estas líneas). GRACIAS por tu ayuda. Deseamos poder seguir brindando a nuestros lectores textos y contenidos de calidad de forma abierta y accesible a todos.

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA CUOTA DE 5$ (4,44€)

anuncio Ataraxia-Patreon

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA MICRO DONACIÓN (2€)

Micro donación puntual mediante tu cuenta de Paypal

Mediante Paypal, y sin compromiso de continuidad mensual por tu parte, puedes aportar 2 €, a fin de garantizar la permanencia y viabilidad de tu revista en Internet. Muchas gracias.

€2,00


email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Patrocina AtaraxiaMagazine: https://www.patreon.com/ataraxiamagazine 

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook:

Publicidad Ataraxia magazine

Autor- AlbertoVázquez BragadoImagen de cierre de artículos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s