Los claroscuros del alma (Parte II)

1 François Truffaut, tierno y púdico, no apreciaba especialmente el cine de John Huston ni el de Michelangelo Antonioni. Aunque no lo expresó con estas palabras, pensaba que el gran aventurero americano se regodeaba, autocomplaciente, en la vocación de fracaso como actitud vital, mientras que del cineasta italiano afirmaba que malgastaba su talento empeñado en…

Los claroscuros del alma

El elevado número de relativistas morales que conozco parece empeñado en poner mi paciencia a prueba cuando me machaca los oídos repitiendo una y otra vez que en la vida no existen ni el blanco ni el negro y que sólo hay una infinita gama de grises. Pero los verdaderos sabios saben que el Bien…

Carta a Cayetana Álvarez de Toledo

He escuchado a mucha gente de bien decir que el prólogo de A sangre y fuego de Manuel Chaves Nogales debería ser de lectura obligada en nuestras escuelas, eso si se considera que la escuela también -y sobre todo- sirve para formar ciudadanos. Yo añadiría a ese texto fundamental tu artículo Contra la identidad

La lógica Ilógica de la justicia injusta

UNO Me doy cuenta de que asisto al fin de una era, tanto en mi percepción de las cosas como en la evolución de un mundo exterior que cada vez escapa más y más a mi capacidad de observación y comprensión. Así, dos revoluciones tienen lugar simultáneamente: la exterior, en la que la juventud del presente…

De rerum natura

«Siempre hay que limpiarse bien los ojos antes de entrar en un cine.» André Bazin. PRÓLOGO Fue un sobresalto. Siempre lo es. Y siempre el mismo cuando el milagro tiene lugar, porque los milagros son, como los diamantes, para la eternidad. Yo aún no lo sabía. Sólo tenía cuatro años cuando sucedió por primera vez,…

Renacido un 27 de Enero

El 27 de enero de 1976 yo era aún un pipiolo de 14 años (y medio) que no sabía apenas nada de la vida y aún menos de un amor que había idealizado debido a ese cine del que me había enamorado instantánea y perdidamente diez años antes. Sí, había visto mucho cine durante ese…