Entrevista Carlos Astiz

Publicidad La Vuelta al Año en 80 mundos.jpg
CARMEN ÁLVAREZ

A todos los que escriben y hablan de Soros, Bill Gates y el Gran Reinicio, se les tacha de conspiranoicos. ¿Se tiene por tal?

Mis libros, tanto de Soros como de Bill Gates, no tienen ninguna teoría conspirativa. Yo no dudo de que haya organizaciones secretas y grupos, eso es una característica muy humana. Mis libros contienen un análisis político y social con numerosas referencias. Este último libro tiene 300 páginas y más de 240 referencias que cualquiera puede seguir.

La novedad es que se nos ha colocado la etiqueta de conspiranoicos a todos los que disentimos de la versión oficial que nos quieren dar como pensamiento único y obligatorio. Si cualquiera busca Newtral, Maldita y todos estos llamados verificadores, verá que han designado como conspiranoia, por ejemplo, el Gran Reinicio. Sin embargo, el Reset no es una conspiranoia, es la política oficial del Fondo Monetario Internacional expresada ya por su propia directora general. Es una propuesta del FMI junto con el Foro de Davos.

En este libro hay una exposición de hechos y de sus propios programas que consisten en la destrucción de las sociedades democráticas y la destrucción de las relaciones personales para romper unas naciones que les molestan. Ahora mismo la contradicción ya no es derecha e izquierda, actualmente la contradicción fundamental está entre naciones libres y soberanas, donde la voluntad popular expresada en las urnas tiene verdaderamente sentido y es lo que condiciona la política de sus gobiernos, o las instancias supranacionales donde la voluntad popular no tiene ninguna posibilidad de elegir algo más que gestores de una política que viene dada desde arriba. Esto es a lo que aspiran estos magnates.

En su libro explica los inicios empresariales de Bill Gates y sus prácticas depredadoras, ¿cómo ha conseguido que se olvide esto y se le considere uno de los grandes benefactores de la humanidad?

Fundamentalmente, financiando medios de comunicación y periodistas. Así de sencillo. A través de su Fundación se convierte en un gran donante para medios de comunicación, especialmente aquellos relacionados con la socialdemocracia internacional. Por ejemplo, el grupo de The Guardian es uno de los grandes destinatarios de sus millones, pero también financiando formación de periodistas, facultades, departamentos etc. De esta manera, ha generado un aluvión de buenas noticias relacionadas con él destinadas a cambiar a su imagen; los que lo hacen más que periodistas son panegiristas. Así ha pasado de ser el empresario sin escrúpulos cuyas prácticas poco claras y poco decentes le llevaron ante los tribunales de la competencia en Europa y en Estados Unidos, con millones de dólares de multas, a convertirse en el gran benefactor de la humanidad y un experto en salud mundial que recomienda que nos vacunemos todos obligatoriamente, cuando él no tiene ninguna formación médica ni científica. 

¿Cuál es el papel de sus fundaciones y las organizaciones no gubernamentales?

A finales de los años 50, algunos multimillonarios como los Rockefeller y los Ford se dieron cuenta de que era mucho más fácil que la población aceptara cualquier propuesta si procedía de organizaciones no lucrativas, fundamentalmente fundaciones benéficas, que si venía desde una corporación o desde instancias estatales. Esto lo han seguido haciendo muchos, entre ellos Soros y Bill Gates, creando una maraña enorme de organizaciones no gubernamentales y de acción internacional a través de las cuales difunden todo un programa que tiene varios objetivos claros. 

Entre sus principales objetivos está reducir la población mundial a través de lo que llaman salud reproductiva; romper naciones con la denominada libertad de inclusión, para lo cual utilizan la inmigración descontrolada; otro objetivo es romper las parejas y que los hombres y mujeres no se entiendan a través de la ideología de género. Todo esto enmascarado en palabras bonitas. Hay una frase española que dice que el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones y esto es sólo un ejemplo. Esto no es porque sean malvados en sí, que los habrá, tienen los mismos objetivos que han tenido los poderosos siempre.

¿Todos estos objetivos están destinados a construir el Nuevo Orden Mundial?

Exacto. El Nuevo Orden Mundial son estructuras supranacionales controladas por ellos directamente. En Europa, está la Comisión Europea, a la que nadie ha elegido y, sin embargo, nos está dictando constantemente lo que tenemos que hacer en multitud de terrenos como el económico, el social e incluso en el médico. Esto supone una ruptura del consenso de las sociedades democráticas. 

Ahora mismo, se pretende acabar con las naciones libres fundamentadas en una comunidad históricamente formada que es lo que llamamos patria, con unas relaciones culturales propias y una memoria compartida. Todo esto se quiere romper para organizar y darle el poder a esas instancias supranacionales que son las que quieren determinar nuestro futuro, un futuro directamente totalitario. 

Usted emplea en el libro la palabra globalitarismo. ¿En qué se diferencia del globalismo?

El problema no es el globalismo en sí, de alguna manera globalistas podemos serlo todos los que queremos que la cultura y la sanidad llegue a todo el planeta. El problema es lo que yo llamo globalitarismo, que pretende implantar una dictadura totalitaria en la que sea una élite mundial la que designe, no sólo cómo nos vamos a mover políticamente, sino lo que vamos a comer y cómo tenemos que vivir. Todo esto es una dictadura totalitaria que se aproxima mucho más al modelo de la Unión Soviética que al modelo de una sociedad libre.

¿Qué papel juega la Agenda 2030 en todo esto?

La Agenda 2030 es un paso más en todo este proceso de destrucción y marca el calendario para tener cubiertos esos objetivos en lo fundamental. El covid-19 ha ayudado a acelerar este proceso porque los grandes organismos internacionales han encontrado la ocasión perfecta para empezar a controlar nuestras vidas. La directora general del Fondo Monetario Internacional, cuando habló del Gran Reinicio, dijo que el covid-19 ha sido una gran oportunidad. Precisamente, aprovechando el covid-19, muchos gobiernos y entre ellos el nuestro, han silenciado parlamentos, han comprado medios de comunicación, han roto la separación de poderes, han intentado doblegar a los jueces y controlar la opinión pública. Éste es el camino hacia la Agenda 2030 y es lo que están reproduciendo en todos los países. 

Señala en su libro al miedo como la gran baza utilizada para paralizar a la sociedad.

Así es. A través del medio y del pánico a la supuesta enfermedad y muerte, cuyas cifras reales de muertos no se corresponden con las medidas salvajes que se han tomado, hemos asistido a unos hechos muy llamativos.

En primer lugar, es la primera vez en la historia de la humanidad que se confina a los sanos. Antes se confinaba a los enfermos para aislar la enfermedad.

En segundo lugar, se han intentado eliminar todos los controles democráticos. Hemos pasado de gobiernos democráticos a gobiernos autoritarios. Además, todo esto se pretende hacer permanente. Se han dado cuenta de que, utilizando el miedo a la enfermedad, han logrado que la gente desconecte su mente y asuma que el gobierno tiene razón y que tiene que obedecer sin poner nada en duda. Pero el problema es que estas decisiones no las ha tomado su gobierno, sino la OMS, a quien nadie ha elegido pero que está controlada por Gates y sus amigos, y la Comisión Europea, a la que tampoco ha elegido nadie y que también está controlada por ellos a través de sus fundaciones.

Yo, en toda una vida como periodista, no he visto jamás una total restricción de las libertades, de movimiento y de expresión como las que hemos vivido. Te pueden borrar de las redes sociales o los medios de comunicación pueden cortar a un presidente de los Estados Unidos porque supuestamente está mintiendo. Tampoco había visto la uniformidad de todos los medios de comunicación que hay en España. Esto es lo propio de una dictadura. La libertad de expresión no es que haya mil canales que digan todos lo mismo, sino que haya dos que tengan opiniones distintas.

Algo que ya se puede ver con total nitidez es la confrontación dentro de la sociedad, no sólo en España sino en muchos puntos del mundo. ¿Qué se busca con esta polarización?

Mediante la fragmentación de las sociedades se consigue el debilitamiento del individuo y, de esta forma, las sociedades democráticas y libres se convierten en una amalgama de individuos que no saben quiénes son ni si son hombres, mujeres, animales o cosas. Se busca una sociedad sin memoria compartida, por eso hay tanto interés en llevar a cabo una revisión histórica falsificada, y también romper las relaciones personales y familiares. Por eso tratan de difundir las adicciones.

En España estamos sufriendo la confrontación que ha producido el separatismo, ¿tienen que ver algo Bill Gates y Soros con nuestra situación?

A Soros y a Bill Gates les importa un bledo Cataluña, pero sí están muy interesados en romper España, porque si rompes España estás abriendo la posibilidad de romper otras naciones. Las naciones rotas son mucho más manejables. Los trocitos son más manipulables que el conjunto y, en consecuencia, están dispuestos a romper las sociedades, enfrentándonos a unos individuos con otros. Las lenguas sean un elemento de exclusión magnífico. Mientras los grandes magnates y sus políticos hablan un magnífico inglés de Oxford, los pobres tienen que encontrarse con una torre de Babel que impide que yo me comunique contigo, ya estemos a cincuenta, a cinco kilómetros o a cinco metros.

Sin embargo, no dejan de bombardearnos con la diversidad, la pluralidad y el multiculturalismo. Eso suena muy bien. 

Tenemos un cerebro lingüísticamente estructurado. Por eso, la batalla por las palabras y la batalla por las ideas es fundamental. La política es la conquista de las mentes de los individuos. Una política exitosa es aquella que logra implantarse de forma que la mayoría de las personas de una sociedad piensen que es la adecuada, que es la manera correcta de pensar. Esto se lleva haciendo desde hace decenas de años y ha tenido bastante éxito. Hay que tener en cuenta que ellos quieren vendernos una realidad falsificada. Lo curioso es que, precisamente ésta es su parte débil: enfrentarse a la realidad, a la naturaleza y a la vida siempre es un mal negocio, y esto es lo que están haciendo ellos.

La multiculturalidad implica una inmigración descontrolada de personas con culturas distintas e incluso antagónicas a los valores de la sociedad de destino. La inmigración descontrolada es un crimen en origen y un crimen en destino. Lo es en origen porque se está robando a los países de donde provienen esos inmigrantes su fuerza más importante que es su fuerza humana.

Si habláramos en términos empresariales, se podría decir que lo que se está haciendo es descapitalizar el país de origen. 

Por eso es un crimen en origen y lo es también en destino porque llegan a lugares donde no tienen los mismos valores y, al final, están obligados a formar guetos en unos paraísos falsos que les habían vendido de otra manera. Esto crea fricciones dentro de las sociedades de destino, enfrentamientos y divisiones graves.

Pero, además, en el trayecto mucha gente está perdiendo la vida y está siendo sometida a situaciones de esclavitud. Detrás de todo este proceso, nos están vendiendo a través de una palabra falsa, una realidad falsa. Cuando escuchamos el término ‘multiculturalidad’ es difícil oponerse a la riqueza de lo múltiple y diverso, pero es necesario darse cuenta de que el auténtico resultado de todo esto es el de grupos enfrentados e incapaces de comprenderse. Hay que acabar con la inmigración descontrolada porque está amenazando los sistemas de vida de destino. 

En Francia ya existe un problema muy serio con esto. Una parte muy importante de los ciudadanos franceses de segunda generación de la inmigración de sus antiguas colonias no se siente identificada con Francia como nación propia. Esto es un factor fantástico para estos globalitarios, porque eso les permite romper la sociedad francesa e implantar un sistema de control del país sin necesidad de recurrir a mucha más violencia que ésa.

En España, somos alumnos aventajados en este proceso, porque llevamos alimentado a los grupos separatistas desde principios de los años ochenta con nuestro dinero. Están rompiendo nuestro país con nuestros propios impuestos. España es uno de los países más antiguos del mundo con una comunidad históricamente formada, con una memoria común formidable y ahora están intentando reconvertir esa memoria común en algo que nos enfrente.

¿Qué es el filantrocapitalismo?

El filantrocapitalismo es un término que inventaron algunos intelectuales izquierdistas que se dieron cuenta de que una parte muy importante del capital especulativo financiero estaba actuando políticamente a través de organizaciones no gubernamentales, fundaciones y asociaciones de todo tipo que financian generosamente.

En el libro he hecho árboles de relaciones. Hablo de catorce grandes magnates y de sus fundaciones y de cómo se cruzan entre ellas. Esas relaciones son tan extensas que no cabían. Al principio del libro hay un QR que lleva a una página web, que recomiendo a la gente que entre, porque verán algunos de los cuadros y ampliarlos hasta llegar al último eslabón. Estamos hablando de miles de organizaciones que controlan a millones de personas, la mayoría de las cuales piensan honradamente que están trabajando para el bien común, pero en realidad están trabajando para hacer a estos multimillonarios mucho más ricos y poderosos.

Por ejemplo, en 2019, su fundación donó 50 millones de dólares a una serie de laboratorios fundamentalmente dedicados a buscar vacunas. Estos laboratorios le cedieron 3 millones de acciones como agradecimiento. En ese momento, esos 3 millones de acciones estaban valoradas en 42 millones de dólares. Un año después, con el covid-19, la búsqueda de vacunas ha disparado esas acciones, y esos 3 millones de acciones han pasado a valer 238 millones de dólares. Así se hace rico el filantrocapitalismo.

Gates ha publicado en febrero de este año un libro en el que cuenta lo que él cree que va a ser nuestro futuro. Un futuro en el que la inmensa mayoría de la población estará sometida a una dictadura que se aproximará mucho al modelo soviético. Se aplicarán unas leyes muy estrictas, de tal manera que no nos podremos mover libremente ni expresarnos ni organizarnos en libertad. Vamos a estar sometidos al control de la policía y de sus sistemas de vigilancia. 

¿Por qué esa obsesión por controlarnos?

Uno de los objetivos principales es el control social porque saben que, ante toda opresión, surge una resistencia e intentan impedir que esa resistencia se extienda y se organice. Su forma de impedirlo es dominando todos los aspectos de nuestra vida, con quién nos relacionamos, cómo nos relacionamos e incluso lo que comemos. 

¿Estas sociedades se seguirán llamando democracias?

Por supuesto. Seguiremos votando, pero votaremos gestores que harán unas políticas que les serán impuestas desde fuera y cuyas diferencias entre sí serán mínimas. Se ha visto con el covid-19, la inmensa mayoría de los partidos se han alineado con las posiciones oficiales. Las diferencias entre el PSOE y el PP han sido prácticamente ninguna. Establecen un estado de alarma que rompe con la Constitución y liquida nuestras libertades y todos votan a favor, menos Vox. 

Hay una cuestión que es muy importante. Cuando la mayoría de la gente que vota a las izquierdas se da cuenta de que el mismo pin con los objetivos de la Agenda 2030 lo lleva el presidente de Iberdrola -que ahora está imputado por corrupción-, el presidente del Banco de Santander, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y el presidente de los empresarios, se pregunta cómo el gran capital y supuestamente la extrema izquierda comparten el mismo proyecto. ¿Qué sucede? Que no hay diferencias entre ellos, la extrema izquierda ha pasado de considerar al gran capital como el enemigo, a trabajar para ellos. Y los dirigentes de esa izquierda -los más listos- que se han dado cuenta de quiénes son sus amos, se ponen al servicio de ellos -como ha hecho Pablo Iglesias- para vivir como uno de ellos. Ésta es una de las razones por las que pierden apoyos, porque la gente se da cuenta de esto.

Ha nombrado antes a la resistencia, podemos imaginar que en los planes de los globalitarios no entran que los partidos que la representan se puedan presentar a las elecciones en el futuro. ¿Esto explica que en el Parlamento se tolere y promocione la presencia de partidos filoterroristas, separatistas e hispanófobos y que, a la vez, algunos hablen de forma insistente de ilegalizar a Vox? ¿Vox es la resistencia?

Vox es una parte de la resistencia. Todo el que pone en duda la versión oficial sobre el estado de alarma, la democracia española o el covid-19, serán excluidos. Esto no es nuevo, a lo largo de la historia de la humanidad opresores ha habido siempre, pero a mayor opresión surge más resistencia. A pesar de momentos de desconcierto, la realidad es que esa resistencia crece en todo el mundo. Por ejemplo, en Europa han surgido organizaciones políticas que dan forma a esa resistencia y algunas ya están en el gobierno, como en Hungría o Polonia. Familia, patria y libertades, ésta es la trilogía que hay que defender.

Uno de los grandes problemas que se señala siempre es la superpoblación. 

Sí, ¿pero, qué es superpoblación? Hay predicciones desde los años 50, incluso desde el siglo XVIII, especialmente desde el área anglosajona, hay intelectuales que creen que hay demasiados pobres, que tienen demasiados hijos, que no les hacen caso, que son maleducados, que son sucios y que, al fin y al cabo, estropean el bonito mundo del gran capital. Esto es algo que se ha ido trasladando en el tiempo. En los años 70 hubo predicciones de algunos organismos como el Club de Roma y similares que decían que para el año 2000 la población iba a morir de hambre por cientos de millones. En esa época, hubo una campaña en la India, financiada por Ford y Rockefeller, para esterilizar a millones de personas sin su consentimiento. Incluso la dictadura de Indira Gandhi impuso penas de cárcel para los que se resistiesen o denunciaran esta campaña. Todo esto bajo la premisa, que luego se demostró falsa, de que entre el año 80, luego 90 y luego 2000, la gente no iba a tener comida. La realidad es que la población de India se ha duplicado prácticamente, pero su PIB se ha multiplicado por 50. El arma más eficaz que se utiliza para todo esto es el miedo.

Hablando de miedo, ahora mismo el gran ogro es la emergencia climática.

El miedo es una de las herramientas fundamentales de las dictaduras para que la población obedezca de manera acrítica. El apocalipsis climático que nos va a llevar al calentamiento global y a la destrucción de los hábitats es puesto en cuestión por multitud de científicos. Centenares de científicos alemanes escribieron una carta al presidente de Alemania diciendo que se estaba mintiendo sobre este asunto. Siempre ha habido épocas de más calor o de más frío, nos predijeron un enfriamiento global, luego un calentamiento y se supone que en el año 2000 Nueva York iba a desaparecer anegada por las aguas, como Valencia y tantas otras ciudades. 

El terror del apocalipsis climático está conduciendo a muchos jóvenes a esterilizarse. Les han metido en la cabeza que el planeta no puede soportar más niños. La propia Miley Cyrus ha dicho ya que los milenials saben que no podrán tener hijos. De ahí también la promoción del aborto hasta llegar a considerarlo un derecho humano, que es una atrocidad.

¿Cuál ha sido la relación de Bill Gates con Planned Parenthood?

Él lo ha negado durante muchos años. Decían que ellos no financiaban abortos, pero no es verdad. Ellos han financiado laboratorios que investigan sobre el aborto químico. Esto se experimenta especialmente en muchos países africanos porque hay muchos menos controles sanitarios. La salud de las mujeres les importa un bledo. 

Hay un ejemplo muy llamativo sobre este asunto. Hubo un proceso de vacunación contra el tétanos a una población en varios países iberoamericanos, africanos y algunos asiáticos, en los que lo peculiar es que sólo se vacunó a las niñas. Esto no tiene ningún sentido, porque tan peligroso es para un niño como para una niña pisar un clavo oxidado. Resulta que la vacuna que se utilizó junto con el virus del tétanos produce esterilidad. Esta vacuna no es la que se usa habitualmente contra el tétanos, claro. 

Estamos hablando de temas que apenas se abordan ya en los medios generalistas, que han sido prohibidos por la vía de los hechos. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Una cosa muy totalitaria es evitar el debate de argumentos con etiquetas. Es algo que hacían los nazis y los soviéticos. Te colocaban la etiqueta de agente judío o agente fascista y ya no tenían que debatir tus argumentos. Es lo mismo que hacen ahora los supuestos periodistas verificadores. Te tachan de negacionista y ya no entran a debatir tus argumentos. Eso es un intento de eliminar la disidencia y el pensamiento libre. La represión se incrementa, pero estos verificadores se encuentran con un gran problema y es que la realidad les desmiente constantemente. Por ejemplo, cuando estos mentían y colocaban la etiqueta de conspiranoico a los que hablaban del Nuevo Orden Mundial o el Gran Reinicio como una fábula, ahora viene la directora del FMI y habla del Gran Reinicio y los desmiente.

CARMEN ÁLVAREZ

Puedes seguir a Carmen Álvarez en Twitter y también en su blog personal, en este enlace

A MagazineFranja Patrocinio Patreon & Paypal

Ataraxia Magazine es un digital de lectura gratuito en Internet. Publicamos a lo largo del mes más de una treintena de extensos artículos y columnas de política, sociedad y cultura, fruto del esfuerzo y dedicación de un equipo de más de quince periodistas, escritores, juristas, abogados, economistas y expertos en todo tipo de materias. Cada número supone no menos de 400 horas de trabajo colectivo. Garantizar la continuidad de una iniciativa de estas características sin financiación es imposible. Si te gusta nuestra publicación te pedimos que contribuyas, en la medida de tus posibilidades, a su continuidad; o bien patrocinándola mediante una mínima cuota mensual de 5 dólares (4,45€) a través de PATREON (hallarás el enlace tras estas líneas) o bien aportando mínimas cantidades, a partir de 1€, mediante un micropago utilizando PAYPAL (enlace tras estas líneas). GRACIAS por tu ayuda. Deseamos poder seguir brindando a nuestros lectores textos y contenidos de calidad de forma abierta y accesible a todos.

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA CUOTA DE 5$ (4,44€)

anuncio Ataraxia-Patreon

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA MICRO DONACIÓN (2€)

Micro donación mediante Paypal

Mediante Paypal (no es necesario tener cuenta en Paypal) puedes aportar 2 €, a fin de garantizar la permanencia y viabilidad de tu revista en Internet. Muchas gracias.

2,00 €


email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Patrocina AtaraxiaMagazine: https://www.patreon.com/ataraxiamagazine 

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook:

Autor - Carmen Álvarez
Imagen de cierre de artículos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s