Los vergonzosos Junts x Cat

Plantilla Julio Murillo

No sé qué opinarán ustedes, pero personalmente creo que de todo el universo de espantajos irrecuperables que pueblan la política catalana, los de JxCat se llevan la palma. Alguien debería internarlos a todos en un frenopático de alta seguridad. Pero no. Son de largo, sin excepción a la regla, lo más ridículo y vergonzoso que ha parido esta tierra yerma.

Y detentar como ellos hacen, semana tras semana, mes tras mes, la prez y el honor de la sinvergonzonería, la caradura y la estulticia más sublime tiene mucho mérito. Es cierto que en Cataluña los cien metros vallas de indigencia moral e intelectual son prueba sumamente concurrida y disputada, que obliga siempre a consultar la foto finish para averiguar qué patán ha cruzado la meta en primer lugar; pero últimamente ni eso hace falta, porque los chicos y chicas del upper Diagonal están que se salen y ganan de calle. El secreto de su éxito es que entrenan a diario, a todas horas, como si no hubiera un mañana. 

A lo largo de esta última semana, y al no tener rival que les tosa –porque el equipo olímpico de ERC ya solo aspira al oro en la modalidad de tractorcross a tumba abierta– el dream team burgués de ultraderecha ha entrenado en solitario, para no perder tono muscular, que es cosa sabida que la majadería si no se cultiva, se atrofia. Seis han sido los atletas que hemos podido ver en la pista del estadio, sudando la camiseta, copando los informativos, dándolo todo y más. Y esta es la clasificación final tras tanto afán…

En sexta posición ha cruzado la meta, tras comerse dos vallas y perder los piños delanteros en sendos morrazos, el diputado juntero Joan Canadell, que en réplica parlamentaria al portavoz de Vox aseguró que la Guerra Civil española «la provocaron sus antepasados ideológicos porque no soportaban que Cataluña pudiera llegar a ser independiente». El disparate merece entrar en el Libro Guinness de los Récords. Para asegurarse de que así fuera, Canadell, en un sprint para mejorar su posición, añadió que en aquellos días de contienda «la población no sabía hablar en castellano. Mi madre me explicaba que en su pueblo (La Bisbal) solo había una señora a la que llamaban “la castellana”, y que evidentemente hablaba en catalán porque era lo que todos hablaban».

¿Extraordinario, verdad? Cabe preguntarse, entonces, cómo demonios consiguió, el 25 de julio de 1529, el toledano Garcilaso de la Vega dictar testamento en fermoso castellano al notario Fernando de Barreda en Barcelona, antes de embarcar en la flota imperial rumbo a Roma por orden de Carlos V. Debe ser mentira podrida. O es que quizá Garcilaso era catalán. Recuérdenme preguntárselo a Víctor Cucurull, del Institut Nova Història, que ese tío lo sabe todo. 

Sigamos. En quinta posición, y más que a trotecillo alegre a galope largo, y en medio de alegres relinchos, llega rauda a la meta una desembridada Míriam Nogueras, que al terminar la prueba ha justificado la enmienda de JxCat a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado por el maltrato al catalán, que como todo el mundo sabe es lengua marginada por no ser la propia de Cataluña, aunque sea casi casi oficial: «Queremos que al catalán le pongan la alfombra roja. Queremos vivir las 24 horas del día en catalán, tenemos derecho». 

Sinceramente creo que esta mujer tiene razón. Los ñordos deberíamos aceptar que los niños tractorianos reciban al menos un 25% de las horas lectivas en catalán. Creo que con el asunto de la inmersión en español nos hemos pasado diez pueblos. Pobre gente… ¡Si es que tienen motivos para odiarnos!

El que tiene una zancada portentosa y corre que se las pela cual Abebe Bikila es Josep Costa, exvicepresidente del Parlament. María Antonia Alegret, magistrada del TSJC lo citó a declarar el pasado 15 de septiembre por hacer guarradillas antidemocráticas y desobedecer al Tribunal Constitucional; y él, bregado en mil maratones, salió por piernas. Conociendo cómo corre el amigo, Alegret ordenó que le detuvieran para tomarle declaración. Y al hombre las horas de calabozo le sentaron fatal. Piensa presentar querella criminal por haber sido detenido, se negó a decir ni pío, recusó a la jueza —«No tiene sentido dialogar con unos jueces y fiscales represores que no entienden conceptos básicos como la separación de poderes»— y aseguró que esto acabará en el Tribunal de Estrasburgo, o de ser preciso en OK Corral, tras instar el habeas corpus y pedir un whisky con hielo. Asqueada, harta y deseando perderlo de vista, la magistrada le dejó salir a la carrera y sin demasiado esfuerzo llegó a la meta en cuarta posición.

La que ha merecido subir al podio en el entrenamiento de esta semana y colgarse al cuello la medalla de bronce ha sido Laura Borràs, que completó el circuito sudorosa y jadeante, empeñada en correr con sus habituales faldones estilo mesa camilla y sus chaquetas king size. Llegó la mujer al estadio muy cabreada, porque exceptuando a JxCat todos los partidos con representación parlamentaria –incluidos sus homólogos lazitontos de ERC y la CUP– se han negado a modificar el reglamento de la cámara –en concreto el artículo 25.4– a fin de blindar su acta de diputada en caso de ser llamada a juicio oral por presunto delito de corrupción. No vaya a ser que le pase lo mismo que a Alberto Rodríguez de Podemos. Yo le aconsejaría a la Presidenta que en vez de retorcer la democracia, a fin de que sirva a sus espurios intereses, presida a partir de ahora las sesiones enfundada en yelmo y armadura medieval –que deberá ser forjada a medida ya que de su talla no las hay–, y así ella se sentirá segura y nosotros evitaremos tener que verle el careto.

La segunda posición y la medalla de plata no podía ser sino para Carles Puigdemont, que en un acto en De Pinte, municipio de la Bélgica profunda que no conocen ni sus vecinos tras dos jarras de cerveza, declaró solemne: «Mi objetivo es volver a Cataluña como hombre libre y levantar la suspensión de la declaración de independencia para hacerla efectiva».

Ni que decir tiene que las palabras de Puigdemont, difundidas en las redes por Josep Lluís Alay, director de la oficina del expresidente, batieron récords de carcajadas, mofa, befa y contoneo, siendo lo más celebrado del día. Incluso indepes de soca-rel no ocultaban el alipori y el sonrojo que les suscita el fugado cada vez que abre la boca. A estas alturas a Puigdemont ya no le hace caso ni la prensa subvencionada por la Generalitat. Pero no teman, que si para seguir saliendo en los papeles tiene que superar su propia necedad, lo hará.

Y llegamos a la medalla de oro en una semana en que el merlucismo más desaforado ha sido monopolizado por los convergents. La merece, y con creces –¡tatachín tatachán!–, Pilar Rahola, la walkiria mediática de la formación, esa mujer wagneriana que merecería sentarse a trasegar hidromiel en el Valhalla junto a Odín y sus quinientos lobos. Indignada ante la detención de Josep Costa reflexionó en un vídeo colgado en su canal: «O bien nos acomodamos en el servilismo y por lo tanto admitimos que hemos sido derrotados, o bien empezamos a sentar las bases de un nuevo alzamiento nacional». Y al decir eso casi se le dispara el brazo derecho al estilo romano. A colación de esas palabras –o no, porque está como una tapia– Jordi Cuixart, de visita en el Santo Sepulcro de Waterloo, proclamó a los cuatro vientos: «¡Nos conjuramos para volver a hacerlo, a hacerlo juntos!».

Se dice, se rumorea, se comenta, como siempre repetía Jesús Hermida desde Nueva York, que al rato de soltar la periodista esa estupidez recibió un WhatsApp de voz, lúgubre, cavernosa, del mismísimo Francisco Franco: «Querida Pilar, yo era facha, pero veo que tú me superas. De todos modos te recuerdo que el copyright en todo lo referido a alzamientos nacionales es mío, y si lo usas te cobraré. Si te decides a instigar uno, eso sí, estaré encantado de mandarte el Dragon Rapide para que traigas a Puigdemont a la península».

Y este es, en irónico resumen, el nivel de esta caterva de luminarias intelectuales de la ultraderecha catalana cuando entrenan. No se desesperen, tengan paciencia con ellos, si se les tiran unos cacahuetes se calman un montón.

Como siempre, sean felices.

JULIO MURILLO

Sigue a Julio Murillo en Twitter 

A MagazineFranja Patrocinio Patreon & Paypal

1

Patrocina Ataraxia Magazine en PATREON desde 5$ (4,50€) al mes

https://www.patreon.com/ataraxiamagazine

Captura de pantalla 2020-05-12 a las 15.11.03

2

Patrocina Ataraxia Magazine mediante una donación por PayPal

Puedo donar 5 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 10 o 15 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 5 euros…

5,00 €

Puedo donar 10 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 20 o 30 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 10 euros…

10,00 €

Puedo donar 20 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 40 o 60 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 20 euros…

20,00 €

Puedo donar 50 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 100 o 150 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 50 euros…

50,00 €

3

Patrocina Ataraxia Magazine con 2€ por lectura mensual

Aportaré por la lectura de cada número 2 euros mensuales

Aportaré 2 euros mensuales por leer Ataraxia Magazine, mediante un micropago utilizando PAYPAL (no es necesario tener cuenta en PayPal para efectuar el pago).

2,00 €

A Magazine

email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Patrocina AtaraxiaMagazine: https://www.patreon.com/ataraxiamagazine 

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook:

Imagen de cierre de artículos

Autor- Julio Murillo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s