El Rey Sol de La Moncloa

Publicidad La Vuelta al Año en 80 mundos.jpg
CARMEN ÁLVAREZ

Españoles, tenemos un grave problema. No es la primera vez que lo decimos, pero esto empeora a una velocidad vertiginosa. Cualquier día el presidente del Gobierno sale a dar un discurso vestido de Napoleón y nadie le dice nada. Nada de nada.

Porque yo no veo a ninguno de sus asesores aclarándole: “Presidente, usted no es Napoleón, es un señor que se llama Pedro Sánchez”. No lo veo posible… ¡Ay de aquellos tiempos en los que creímos que el pimpollo era un títere de Iván Redondo! Después de ver el destino que le tenía reservado al del peluquín turco, no imagino a Bolaños llevándole la contraria. 

Sabíamos que era ambicioso, que no tenía escrúpulos, pero ahora ya podemos decir que está enloqueciendo. Un tipo que es capaz de verbalizar en una televisión algo tan absurdo como que se ha vacunado a todo el mundo sin preguntarles lo que han votado, es que ha perdido totalmente la cabeza. Peor aún, es que está diciendo lo que piensa de verdad. No ha sido un lapsus. El drama de esto es que, en ese caso, acaso por vez primera, no estaba mintiendo. 

Pedro Sánchez ha llegado a creer que tiene el poder de vacunar a quien le dé la gana. Es más, en Cataluña se dejó sin vacunar a la policía nacional durante meses y él no movió un dedo. Empieza a verse como el Rey Sol. El sol, el astro al que todos deben la vida. Sánchez se mira al espejo y ve el astro al que los españoles debemos la vida. 

Sus cortesanos versallescos, perdón, monclovitas, no se atreven a decirle que no pasa de ser un «pepito piscinas» que ha llegado al poder de mala manera. Incluso su forma de andar ha cambiado. El presidente camina con ese balanceo macarra, más acentuado que nunca, propio de John Travolta en Fiebre del Sábado Noche.  Cuando entra en una sala tiene la sensación de estar iluminando el lugar; se percibe a sí mismo con un halo de luz; escucha los murmullos que se producen a su alrededor y resuenan en su cerebro como sonidos de admiración reprimida. Sánchez se adora tanto como se equivoca. Porque no le admiran, le temen. Y los que no le temen, se mueven entre la risa y la indignación. Pero él no lo sabe.

El jefe del Gobierno ha traspasado el síndrome de La Moncloa y no es que viva aislado de la calle, es que vive en una realidad virtual, paralela. 

Ahora bien, sería un error mayúsculo atribuirle este trastorno a Sánchez en exclusiva. Que en su propio partido le hagan la pelota, y se lo callen todo, entra dentro del instinto de supervivencia del político. Es feo y triste, pero es una realidad.

El gran problema es que en el Congreso hace lo que le da la real gana. Y este no es su problema, no: es nuestro problema. Nada de lo que sucede allí llega a tener mayor trascendencia. El Parlamento se ha convertido en una tertulia de gente mal avenida y, en la mayoría de los casos, torpe, chula y grosera. 

La realidad es que a Sánchez tan solo se le puede parar en los tribunales, y el único que pone pie en pared para hacerlo, dejémonos de gaitas, es Vox. Aun así, el Tribunal Constitucional declaró ilegal el primer estado de alarma y aquí no ha pasado nada. Nos lo hemos tragado todos.

Que esto suceda es el mayor síntoma de que la democracia ha dejado de existir, o poco le falta, en España. Votar, lo que se dice votar, supongo que seguiremos votando, pero las instituciones están pervertidas, el discurso guerracivilista se ha impuesto, y todo lo que se mueve a la derecha del PSOE es considerado ilegítimo per se.

El Gobierno y sus socios filoterroristas e hispanófobos tienen el firme convencimiento de que todo el que no piensa como ellos es fascista y, por tanto, destinado a ser ilegalizado. Al tiempo.

CARMEN ÁLVAREZ

Puedes seguir a Carmen Álvarez en Twitter y también en su blog personal, en este enlace

A MagazineFranja Patrocinio Patreon & Paypal

Ataraxia Magazine es un digital de lectura gratuito en Internet. Publicamos a lo largo del mes más de una treintena de extensos artículos y columnas de política, sociedad y cultura, fruto del esfuerzo y dedicación de un equipo de más de quince periodistas, escritores, juristas, abogados, economistas y expertos en todo tipo de materias. Cada número supone no menos de 400 horas de trabajo colectivo. Garantizar la continuidad de una iniciativa de estas características sin financiación es imposible. Si te gusta nuestra publicación te pedimos que contribuyas, en la medida de tus posibilidades, a su continuidad; o bien patrocinándola mediante una mínima cuota mensual de 5 dólares (4,45€) a través de PATREON (hallarás el enlace tras estas líneas) o bien aportando mínimas cantidades, a partir de 1€, mediante un micropago utilizando PAYPAL (enlace tras estas líneas). GRACIAS por tu ayuda. Deseamos poder seguir brindando a nuestros lectores textos y contenidos de calidad de forma abierta y accesible a todos.

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA CUOTA DE 5$ (4,44€)

anuncio Ataraxia-Patreon

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA MICRO DONACIÓN (2€)

Micro donación mediante Paypal

Mediante Paypal (no es necesario tener cuenta en Paypal) puedes aportar 2 €, a fin de garantizar la permanencia y viabilidad de tu revista en Internet. Muchas gracias.

2,00 €


email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Patrocina AtaraxiaMagazine: https://www.patreon.com/ataraxiamagazine 

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook:

Autor - Carmen Álvarez
Imagen de cierre de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s