¡No piensen, coño!

Publicidad La Vuelta al Año en 80 mundos.jpg

Carmen Álvarez.jpg

Vivimos tiempos de memoria selectiva. Se nos dice qué debemos recordar, cuándo debemos hacerlo, cómo almacenar en nuestra mente los hechos que nos han prescrito como susceptibles de ser recordados y cuáles tenemos que olvidar.

Pura y (muy) dura dictadura del pensamiento. El objetivo es dominar nuestro cerebro y reducir a la mínima expresión su funcionamiento para manipularnos como marionetas

Uno de los ejemplos más burdos es la imposición mediante ley de eso que llaman, de forma cursi y pomposa, memoria democrática, continuación de la Ley de Memoria Histórica. Otra vuelta de tuerca más. Si algunos ya tenían su cabecita bastante limitada, sólo les faltaba que se lo dieran bien mascadito en formato legal.

Lo mismo sucede con la ideología de género, el nuevo feminismo, el nacionalismo, el terrorismo etarra o la educación. No lea; no quiera usted sacar sus propias conclusiones; no estudie; no investigue; no cuestione nada. Lo que vendría a ser el “¡Se sienten, coño!”, de Tejero, pero de forma más sibilina. En el fondo nos están diciendo: ¡NO PIENSEN, COÑO!

Así se las gasta el Gobierno que tenemos. Y esto es sólo el aperitivo. 

«A lo largo de este año triste y catastrófico, nos han mentido; nos han manipulado; nos han ocultado información relevante para nuestra salud y ni siquiera han tenido el más mínimo respeto a nuestros muertos dando la cifra exacta de la desgracia...»

El 2020 ha sido el paradigma de la memoria selectiva. A lo largo de este año triste y catastrófico, nos han mentido; nos han manipulado -al menos lo han intentado-; nos han ocultado información relevante para nuestra salud y ni siquiera han tenido el más mínimo respeto a nuestros muertos dando la cifra exacta de la desgracia. En definitiva, nos han hecho luz de gas: mientras miles de españoles morían en los pasillos de los hospitales y en las residencias de ancianos —algún día sabremos todo lo que allí sucedió—, los telediarios cerraban con los aplausos de las ocho; con ciudadanos cantando el Resistiré desde sus ventanas; con felices enfermeros bailando ridículas coreografías en las puertas de los hospitales o con un tío cualquiera tocando el violín, el violón o el tambor desde el balcón de su casa. 

La ocultación de todo lo que estaba pasando —al más puro estilo soviético— llegó a tal punto que, cuando el día 8 de abril, el diario El Mundo publicó en portada una foto de la morgue del Palacio de Hielo de Madrid con cientos de ataúdes, se produjo todo un debate sobre si era ético sacar la foto o no. ¿A qué punto hemos llegado de imbecilidad? ¿Tan inmaduros somos como para asumir que la gente moría por cientos día a día y los ataúdes se acumulaban? Esta es la sociedad que el Gobierno quiere: una sociedad anestesiada, débil, sensiblera —no sensible—, cobarde, que mira para otro lado, obediente a las consignas, acrítica y, sobre todo, que se entretenga aplaudiendo y cantando. ¡QUE NO PIENSEN, COÑO, OBEDEZCAN!

En un cínico ejercicio de trilerismo político, se han marcado un “dónde está la bolita” de manual para distraernos de la cruda realidad. Comparecencias múltiples con una cuidada puesta en escena y encabezadas por un tipo —Simón, el de la expertitud— que se hace pasar por doctor; ruedas de prensa con censura previa; los aló presidente de los sábados con un Sánchez de voz sentida e impostada que pretendía convencernos de que sabía lo que hacía; imágenes del susodicho de videoconferencia con los 17 presidentes autonómicos —como si el hecho de reunirse fuera el Bálsamo de Fierabrás—; comités de expertos inexistentes; todo postureo, todo palabras.

«El triunfalismo con el que el presidente se refiere a la pandemia en muchas ocasiones parece sugerir que hemos tenido una suerte inmensa con la llegada del covid-19 a España…» 

Palabras vanas, palabras bonitas sin ningún sentido, consignas, eslóganes y vaciedad: Salimos más fuertes, Nadie va a quedar atrás, Hemos ganado al virus. El triunfalismo con el que el presidente se refiere a la pandemia en muchas ocasiones parece sugerir que hemos tenido una suerte inmensa con la llegada del covid-19 a España. Más de 70 mil muertos y se puso un notable en su gestión.

Así se ha construido la memoria pandémica. El relato pandémico. Es en lo único que es experto este Gobierno, en el puto relato.

Pero esta especie de show de Truman con guion de Iván Redondo, no lo aguanta todo. El decorado de cartón piedra empieza a agrietarse y ya se trasluce la cruda realidad: muerte, paro y ruina. La muerte no habla; por desgracia, el hambre, sí.

Lo que no ha conseguido la mala gestión del Gobierno, ni su negligencia criminal, ni su falta de transparencia, ni su catarata de mentiras, ni el recorte de libertades, ni sus innumerables pactos con el diablo, lo hará la falta de pasta. Truman es tan miserable que sólo reaccionará cuando se vea en la ruina más absoluta.

CARMEN ÁLVAREZ

Puedes seguir a Carmen Álvarez en Twitter y también en su blog personal, en este enlace

A MagazineFranja Patrocinio Patreon & Paypal

Ataraxia Magazine es un digital de lectura gratuito en Internet. Publicamos a lo largo del mes más de una treintena de extensos artículos y columnas de política, sociedad y cultura, fruto del esfuerzo y dedicación de un equipo de más de quince periodistas, escritores, juristas, abogados, economistas y expertos en todo tipo de materias. Cada número supone no menos de 400 horas de trabajo colectivo. Garantizar la continuidad de una iniciativa de estas características sin financiación es imposible. Si te gusta nuestra publicación te pedimos que contribuyas, en la medida de tus posibilidades, a su continuidad; o bien patrocinándola mediante una mínima cuota mensual de 5 dólares (4,45€) a través de PATREON (hallarás el enlace tras estas líneas) o bien aportando mínimas cantidades, a partir de 1€, mediante un micropago utilizando PAYPAL (enlace tras estas líneas). GRACIAS por tu ayuda. Deseamos poder seguir brindando a nuestros lectores textos y contenidos de calidad de forma abierta y accesible a todos.

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA CUOTA DE 5$ (4,44€)

anuncio Ataraxia-Patreon

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA MICRO DONACIÓN (2€)

Micro donación mediante Paypal

Mediante Paypal (no es necesario tener cuenta en Paypal) puedes aportar 2 €, a fin de garantizar la permanencia y viabilidad de tu revista en Internet. Muchas gracias.

2,00 €


email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Patrocina AtaraxiaMagazine: https://www.patreon.com/ataraxiamagazine 

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook:

Autor - Carmen Álvarez
Imagen de cierre de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s