Sobre el microhembrismo

En mi anterior artículo hablaba yo de un término relativamente nuevo (creo que se acuñó en los noventa) que se usa para expresar determinadas actitudes o acciones, a veces demasiado sutiles pero que llevan implícito un marcado carácter machista. Tales actitudes pueden obedecer a auténticas motivaciones machistas o pueden ser el producto de la enfermiza suspicacia que nos invade en esta era en la que ofenderse por cualquier cosa es la tendencia más común. Estoy hablando del micromachismo. 

Después de leer el artículo, mi amigo Miguel Cánovas, a quien para proteger su identidad llamaré solamente Miguel, me destacó el hecho de que no existiera una palabra equivalente para referirse a esos otros abusos similares al micromachismo pero que en este caso van dirigidos hacia el hombre procedentes de la mujer. Porque lo que es incuestionable es que si existe el machismo también existe su versión femenina, o lo que más recientemente se ha venido a denominar “hembrismo”.

Decía mi amigo Miguel, y cito textualmente: «Está todo montado de tal manera hoy que el hembrismo es como aquel machismo tan asumido en esas películas españolas de los 60 y 70 que ni se detectaba, porque era el estatus-quo y punto. Hoy ni siquiera se puede plantear el abuso o micro abuso de la mujer. Pues tienes razón, le contesté, sería interesante hablar sobre eso. Ponme algunos ejemplos, añadí. Hay muchos, me dijo, pero mira por donde hoy mismo viendo un episodio de Pepa Pig me di cuenta de que en esa serie el padre siempre es representado como un macho inepto, torpe y poco inteligente a quien su esposa siempre está ridiculizando, pues mientras él es un inútil que para colgar un cuadro derrumba media pared, ella es la que soluciona las cosas y se encarga absolutamente de todo. Son dibujos animados, ya lo sé, pero ¿no os parece que de manera muy sutil transmite el mensaje de que los hombres son unos inútiles? Igual estoy exagerando, pero ¿qué dirían las feministas si fuera al revés? ¿Si el personaje femenino acumulara todas las cualidades más negativas mientras el macho estuviese representado como un dechado de virtudes? En fin… 

Son muy criticados los anuncios en los que a la mujer se presenta como un objeto de deseo, pero ¿qué pasa cuando en un comercial aparece una mujer sometiendo a varios hombres, o el que exhibe su cuerpo como algo deseable es el hombre? Lo que a mí me parece curioso es que durante años la belleza de la mujer fuera utilizada como reclamo publicitario sin que a nadie le importara, pero cuando de repente descubrimos que eso es machismo y las feministas comienzan a protestar, pasamos al extremo opuesto. Es decir que ahora la belleza masculina es un reclamo publicitario, pero eso está bien. Lo que de pronto se convirtió en una ofensa para la mujer no tiene por qué serlo para el hombre. ¿Es eso coherencia? 

Otro ejemplo: Existe una tendencia cada vez más presente en el cine y la literatura, especialmente en la novela rosa o romántica, ya no basta con despenalizar el adulterio, sino que cuando es la mujer la que lo practica nos lo presentan como algo atractivo. La infidelidad femenina viene rodeada de un halo romántico y aventurero, mientras que a la infidelidad masculina la persigue una sombra de culpabilidad. 

«La infidelidad femenina viene rodeada de un halo romántico y aventurero, mientras que a la infidelidad masculina la persigue una sombra de culpabilidad.»

 Antes el hombre que iba con muchas mujeres era un Don Juan, un Casanova, alguien digno de admiración, mientras que una mujer que fuese con varios hombres era sencillamente una zorra. Ahora una mujer que se acueste cada día con alguien diferente será vista como una mujer fuerte, independiente y liberada. Mientras que al hombre que haga eso mismo ya se le mira como un mujeriego o un vicioso. Si en los setenta el hombre miraba babeante el culo de la señora al pasar, ahora son las mujeres de buen ver, con traje de chaqueta y camisa blanca, y dossier de documentos importantes en la mano, las que cuchichean entre ellas al salir de la sala de reuniones y miran, con expresión superior y lasciva al mismo tiempo, al chicarrón guaperas de los recados, convertido en un “falo” ambulante. Ese concepto es el que explotan las marcas de perfumes femeninos, joyería y productos glamourosos de alta gama para féminas insatisfechas y frustradas, reconvertidas en hembras empoderadas con la sartén por el mango ¿No es absurdo? Quiero decir que si algo está mal está mal, lo haga un hombre o una mujer. Y si está bien lo está para ambos en la misma medida. Usar una vara de medir diferente para hombres y mujeres se aleja del ideal de igualdad por que lucharon en sus inicios las primeras feministas. 

A mí personalmente todo esto me parecen tonterías, pero entiendo que si existen los micromachismos también deben existir los microhembrismos, pues a fin de cuentas ambos son pequeñas y aparentemente insignificantes muestras de desprecio hacia la otra persona por su condición sexual, al tiempo que expresan sentimiento de superioridad de un sexo sobre otro. Solo cambia el sujeto de la acción, por lo demás son idénticos.

El feminismo surgió como una causa noble en una época en la que era necesario reivindicar el valor de la mujer en la sociedad y devolverle los derechos que tan injustamente se le habían negado. Durante décadas han existido miles de mujeres que han demostrado ser tan capaces como cualquier otro hombre y que han destacado en todas las disciplinas posibles, ya sean artísticas, políticas, o en cualquier otro ámbito. La igualdad de derechos y de aptitudes entre hombres y mujeres ha quedado sobradamente demostrada y discutir sobre ello, a estas alturas, me parece una pérdida de tiempo. En mi opinión, el auténtico feminismo está en peligro de extinción. En su lugar está proliferando un feminismo beligerante y desnortado al que más adecuadamente se le llama hembrismo, y que prefiere ocupar su tiempo atacando al hombre en países donde disponen de toda la libertad para poder hacerlo, en lugar de luchar por los derechos de otras mujeres en países en los que no solamente se las discrimina por el hecho de ser mujer, sino que se las humilla, maltrata e incluso asesina por cosas tan simples como no usar velo, decir lo que piensa o divorciarse.

Ya no se trata de buscar la igualdad, hay demostrar que las mujeres son superiores. Y por si eso no fuera suficiente, tratan de convencernos de que el hombre es un gusano al que hay que humillar y aplastar a cada oportunidad que se presente. No sé si os daréis cuenta de que en la actualidad no hay anuncio en el que los hombres no estén dando un biberón, cocinando o comprando en el supermercado. El macho ha muerto, por zángano, casposo, violento y heteropatriarcal: ¡Viva la hembra matriarcalista, liberada, poliamorosa, bisexual y machirula!

JORGE R. RUEDA

Puedes seguir al escritor Jorge Rodríguez Rueda en Facebook y en Twitter Si su novela, “Gente Corriente”, no está disponible en tu librería habitual puedes adquirirla en Amazon.

A Magazine

Franja Patrocinio Patreon & Paypal

1

Patrocina Ataraxia Magazine en PATREON desde 5$ (4,50€) al mes

https://www.patreon.com/ataraxiamagazine

Captura de pantalla 2020-05-12 a las 15.11.03

2

Patrocina Ataraxia Magazine mediante una donación por PayPal

Puedo donar 5 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 10 o 15 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 5 euros…

5.00 €

Puedo donar 10 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 20 o 30 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 10 euros…

10.00 €

Puedo donar 20 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 40 o 60 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 20 euros…

20.00 €

Puedo donar 50 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 100 o 150 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 50 euros…

50.00 €

3

Patrocina Ataraxia Magazine con 2€ por lectura mensual

Aportaré por la lectura de cada número 2 euros mensuales

Aportaré 2 euros mensuales por leer Ataraxia Magazine, mediante un micropago utilizando PAYPAL (no es necesario tener cuenta en PayPal para efectuar el pago).

2.00 €

A Magazine

email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Patrocina AtaraxiaMagazine: https://www.patreon.com/ataraxiamagazine 

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/ataraxiamagazine

Imagen de cierre de artículos