¿Hay alguien ahí?

¿Hay alguien ahí? Sin duda es la pregunta que se hacen muchos ciudadanos, inversores, autónomos y empresarios ante el deterioro de la situación no sólo sanitaria sino también económica, que amenaza con dejar España como un auténtico erial.

La respuesta por desgracia es: “sí”. Pero lo que hay no es precisamente lo que el país necesita para salir de este atolladero, de esta trampa en bucle en la que nos ha metido el mayor y peor gobierno de la historia de la democracia, con mayor número de asesores y técnicos y mayor presupuesto político. Porque ellos no sufren la crisis, por supuesto, y siguen cobrando religiosamente sus garantizados sueldos todos los meses, ni conocen la amenaza de los ERTEs, de los EREs, del paro y de la destrucción de sus economías personales. 

Como ya hemos comentado durante muchos meses seguimos asistiendo a una revisión de las estimaciones de los indicadores para España claramente a la baja, a medida que se ha ido viendo que la reapertura de la economía no era tan robusta como en un principio se pensó. La evolución de la pandemia y la aparición de rebrotes a lo largo del verano han provocado un giro en la confianza de inversores y consumidores que ha ralentizado la toma de decisiones en el consumo y en las inversiones futuras. No hay más que ver que las cifras de ahorro están situándose en máximos no sólo en España sino también en la Unión Europea.

Lo hemos ido comprobando en la evolución de los índices de confianza a lo largo de los últimos meses, en donde se ha visto una cierta recuperación en la actividad manufacturera pero un giro en contrario en el sector servicios. El sector hotelero, hostelería, agencias de viajes, aerolíneas, por citar algunos, han sido claramente los más perjudicados por la situación y no se ven visos de mejora para los próximos meses, últimos del año. Más bien todo lo contrario.

Además España aparece a la cola en casi todos los rankings que se vienen publicando sobre cifras macro y microeconómicas. Entre muchos otros, mencionar que en paro juvenil somos el peor país de la Eurozona, con un índice de paro del 47.2%. Por no hablar de las cifras de Paro, PIB, Déficit Público, Deuda Pública, Balanza Comercial o Balanza por Cuenta Corriente. No pretendo deprimirles con una batería de datos que ya han podido ver en los periódicos y en las televisiones durante estos días.

«Son muchos los miles de ciudadanos que siguen sin cobrar las prestaciones de los ERTEs, y si hablamos de la “Renta Vital Mínima” tan anunciada a bombo y platillo por este gobierno mentiroso el desastre es de juzgado de guardia»

A lo que hay que sumar el desastre en la gestión de los subsidios y ayudas prometidas por el nefasto gobierno que “no dejaría a nadie atrás”. Siguen siendo muchos los miles de ciudadanos que siguen sin cobrar las prestaciones de los ERTEs y si hablamos de la “Renta Vital Mínima” tan anunciada a bombo y platillo por este gobierno mentiroso el desastre es de juzgado de guardia. Y si ya le preguntamos a los grandes olvidados en esta crisis, es decir los autónomos, el drama es todavía más grave. 370.000 autónomos no han podido reanudar sus negocios, 320.000 seguramente cerrarán antes de fin de año, el 50% han visto reducidos sus ventas en más de un 60%, el 85% han visto caer su facturación este año y el 30% que son empleadores estiman rebajar sus plantillas en 2020. Cifras publicadas recientemente por ATA cuyo presidente Lorenzo Amor no hace más que exigir al Gobierno en todo tipo de foros las ayudas necesarias para poder proteger un sector que representa más del 90% de las empresas de este país y el mayor generador de empleo. En su página web pueden leer el documento donde publican el decálogo de las diez medidas de emergencia para el sector de autónomos.

Por desgracia  lo peor está por venir, sobre todo viendo la evolución de los rebrotes por toda España y Europa y por las medidas restrictivas otra vez ya anunciadas que introducen más incertidumbre y complican la evolución de  la economía en los próximos meses.

Lo que empezó como una crisis de oferta producida por los confinamientos que provocó el virus y que luego se trasladó a una crisis de demanda, ahora amenaza con convertirse en una crisis financiera. Una tormenta perfecta.

 Inicialmente el ánimo de los ciudadanos parecía mejorar con el anuncio de las ayudas que Europa ofrecía en el plan de emergencia y donde España recibiría un total de 140.000 millones de euros. Y así vimos los grandes aplausos de los palmeros a “su persona” por el gran éxito conseguido. Pero esas ayudas se empiezan a ver insuficientes ante la evolución del coste que supone la pandemia y además con todas las subvenciones y pagas prometidas por el Gobierno, que ya estrangulan las arcas públicas y provocarán una fuerte subida del déficit público y como consecuencia de la deuda en los próximos dos años.

Además esas ayudas europeas no van a llegar inmediatamente sino que se recibirán repartidas en los próximos tres años. Ello provocará un déficit de caja del estado preocupante a corto plazo. La subida de las pensiones ya implican un pago mensual superior a los 9.900 millones de euros lo que aumenta la factura anual a cerca de 135.000 millones de euros que unido a las pagas de empleados públicos que supera esa cifra, los subsidios por desempleo y ERTEs, intereses de la deuda y el recientemente aprobado ingreso vital mínimo, generan una factura anual por encima de los 522.000 millones de euros. Es decir el 81% del gasto aprobado (recordemos que seguimos con los presupuestos de Montoro) en los presupuestos ya está comprometido, lo que deja muy poco margen de maniobra al gobierno que dependerá de las ayudas que lleguen de Europa y la capacidad de captación de fondos en las subastas de deuda del Tesoro. 

Para poner un poco más de presión en las cifras la propia Comisión Europea dijo el otro día que las ayudas netas vía subvención que recibirá España no ascienden a los 77.000 millones que anunció a bombo y platillo “su persona” sino que estarán más cerca de los 45.000 millones. 

El gobierno ya ha pedido las ayudas del fondo SURE para pagar los ERTEs (unos 21.000 millones de euros) y seguramente tendrá que solicitar al MEDE los 20.000 millones que nos corresponderían antes de fin de año.

«El primer aviso de la tormenta financiera que viene en los próximos meses ha sido la anunciada fusión de Caixabank y Bankia por necesidades imperiosas de reducir costes y mejorar la rentabilidad y claramente empujada por Europa y el Banco de España.»

No hay dinero y hay demasiados compromisos adquiridos de forma completamente irresponsable por este gobierno que además se irá complicando a partir de Octubre cuando se acaben los ERTEs (están en negociaciones) y se tengan que empezar a devolver los ICOs, además de todas las moratorias concedidas en préstamos hipotecarios y de financiación al consumo que ascienden a 48.000 millones de euros y que empiezan a acabarse y no se sabe si habrá extensión de esas moratorias. Y veremos cómo quedan los autónomos que están amenazados con todo tipo de cambios regulatorios perversos que pueden ser la puntilla para la gran mayoría de ellos.

El primer aviso de la tormenta financiera que viene en los próximos meses ha sido la anunciada fusión de Caixabank y Bankia por necesidades imperiosas de reducir costes y mejorar la rentabilidad y claramente empujada por Europa y el Banco de España.

De momento la morosidad del sector bancario español está controlada en el 4.7% con un total de créditos dudosos en torno a los 58.000 millones de euros sobre un crédito total de 1,23 billones de euros. Las provisiones dotadas ascienden a casi 40.000 millones de euros lo que implica una cobertura del 69%.

Pero lo peor está por venir y ya lo viene anunciando el Banco de España y la propia Unión Europea. En el caso español cada punto que suba la morosidad implica unos 12.500 millones de créditos dudosos y si suponemos que se mantiene la cobertura del 69% las provisiones necesarias ascienden a 8.440millones de euros. Los más agoreros hablan de que la morosidad podría llegar al 15% mientras que la media se acerca más al 10% en los próximos 12 meses. Hagan sus números por cada punto de subida desde el  4.7% actual. 

Además hay que recordar que los bancos avalan entre el 20% y el 30% de los ICOS concedidos y el Estado el resto, en función del tamaño de la empresa que recibe el préstamo. Que a muchos se les olvida que los ICOS son deuda, barata pero deuda y hay que devolverla. Y las líneas que se han aprobado están en torno a los 140.000 millones de euros. 

Lo que es irrefutable es que toda esta situación va a provocar más fusiones bancarias con toda seguridad. Ya hay muchos bancos y cajas en España por debajo del 3% de rentabilidad, como lo era Bankia, y ello obligará a una mayor concentración en el sector en busca de ahorros de costes, generación de sinergias y mejora de rentabilidad. En las quinielas ya están posicionados como potenciales a ser absorbidos el Sabadell, Unicaja y Liberbank.

Un fiel reflejo de la situación del sector bancario se ve en la propia Bolsa donde vemos que el sector está cotizando con unos descuentos superiores al 50% sobre su valor contable y con unas cotizaciones cada vez más deprimidas y cerca de sus mínimos en muchos de los casos. Especialmente los dos grandes como Santander y BBVA y sobre todo el Sabadell que está sufriendo un descalabro considerable. La exposición internacional de muchos de ellos ahora pesa mucho en la cuenta de resultados y el balance especialmente en mercados como México, Brasil, Reino Unido y Turquía; donde las monedas han sufrido fuertes caídas con la consiguiente pérdida de valoración y deterioro de los activos de los bancos en esos países. En el caso turco recientemente han subido los tipos de interés para parar el desplome de su moneda, pero es pan para hoy y hambre para mañana. De ahí el leve repunte visto estos días en BBVA en su cotización.

De momento sólo se verán fusiones domesticas y no transfronterizas, pero en la medida que las entidades resultantes cojan ya cierto tamaño y se avance en la unión bancaria y la armonización fiscal en la Unión Europea, veremos fusiones entre bancos de diferentes países. Pero queda todavía mucho para eso.

Para concluir simplemente destacar que estamos con el peor gobierno en el peor momento y que mientras las prioridades del mismo sean Franco, el Valle de los Caídos, el control de la Fiscalía y el Poder Judicial, la República, los indultos a los sediciosos, desprestigia instituciones como la Corona, la Ley de Memoria Democrática, así como seguir favoreciendo chiringuitos con subvenciones públicas, proteger su propia corrupción y ocultarla…etcétera, será imposible reconducir el país. Seguiremos perdiendo la confianza de nuestros socios europeos y de los inversores extranjeros tan necesarios en este momento. Excepto para comprar hoteles a precios atractivos, en el resto ni están ni se les espera.

Sobre Venezuela, Bolivia, Delcy y sus maletas, caso Dina, así como la cantidad de casos de corrupción que empiezan a rodear a este gobierno ya hablaremos otro día. 

Así que abran sus paraguas, protejan a los suyos y su patrimonio personal e intenten animarse lo máximo posible para enfrentarnos a esta segunda ola que llega y que amenaza con llevarse muchas cosas por delante.

Cuídense,  pónganse la mascarilla y sigan los protocolos de seguridad.

ÁLVARO SHARES

Puedes seguir a Álvaro Shares en Twitter como @AlvaroJuer

ÁLVARO SHARES es un licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por el CEU y la Universidad Autónoma de Madrid, que ha sobrevivido a 31 años de experiencia en la bolsa española, en firmas de primera fila del sector financiero como JP Morgan o BBVA, entre otras. Desde el año 86 ha visto y seguido la evolución del profundo cambio que han sufrido los mercados hasta la actualidad. Desde el crash del 87 hasta el Brexit del 2016, así como la evolución tecnológica y el desarrollo de nuevas alternativas de inversión, siempre de la mano de los principales inversores nacionales e internacionales. Mucho mundo a sus espaldas y muchos viajes con los principales directivos de las compañías españolas. Y con ganas de seguir aprendiendo.

A Magazine

Franja Patrocinio Patreon & Paypal

1

Patrocina Ataraxia Magazine en PATREON desde 5$ (4,50€) al mes

https://www.patreon.com/ataraxiamagazine

Captura de pantalla 2020-05-12 a las 15.11.03

2

Patrocina Ataraxia Magazine mediante una donación por PayPal

Puedo donar 5 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 10 o 15 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 5 euros…

5.00 €

Puedo donar 10 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 20 o 30 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 10 euros…

10.00 €

Puedo donar 20 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 40 o 60 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 20 euros…

20.00 €

Puedo donar 50 euros

No es necesario tener cuenta abierta en PayPal para utilizar PayPal como plataforma o vía de donación • Si quisieras donar 100 o 150 euros puedes especificar (en la casilla junto al botón) que la cantidad que donas es 2 o 3 veces 50 euros…

50.00 €

3

Patrocina Ataraxia Magazine con 2€ por lectura mensual

Aportaré por la lectura de cada número 2 euros mensuales

Aportaré 2 euros mensuales por leer Ataraxia Magazine, mediante un micropago utilizando PAYPAL (no es necesario tener cuenta en PayPal para efectuar el pago).

2.00 €

A Magazine

email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Patrocina AtaraxiaMagazine: https://www.patreon.com/ataraxiamagazine 

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/ataraxiamagazine

Imagen de cierre de artículos