Iván Vélez «Nuestro hombre en la CIA»

Publicidad La Vuelta al Año en 80 mundos.jpg

Hombre en la CIA

De esos polvos estos lodos, porque el antifranquismo lo legitima todo, ese es el problema

 

Carmen Álvarez.jpg

“Nuestro hombre en la CIA” es el nuevo libro de Iván Vélez publicado por Ediciones Encuentro, en el que expone, gracias a la exhaustiva documentación del dramaturgo Martí Zaro, las actividades culturales de claro trasfondo político de escritores e intelectuales antifranquistas unidos en torno al Congreso de la Libertad de la Cultura en la década de los sesenta.

Hablamos con Iván Vélez, arquitecto, filósofo de la historia, director de la Fundación DENAES y autor de numerosos libros, sobre su último ensayo a través del cual podemos entender buena parte de los males de la España del siglo XXI.

CAV: “Nuestro hombre en la CIA”, el título del libro es bastante llamativo, ¿ya le han dicho que suena un poco paranoico?

IVC: Sí, puede prestarse a esa interpretación. El título es una decisión de la editorial, yo había propuesto el subtítulo, “Guerra fría, antifranquismo y federalismo”, que creo que se ciñe perfectamente al contenido de la obra. Aunque es cierto que es un título sugerente que da pie a buscar a ese hombre en la CIA. No me parece desacertado en absoluto.

CAV: Se suele asociar la guerra fría exclusivamente con la carrera armamentística. Sin embargo, usted habla de encuentros y contraencuentros culturales entre EEUU y la URSS, ¿qué lugar ocupó la cultura en la guerra fría?

IVC: Sobre el trasfondo de la amenaza nuclear, que es el contexto en el cual se desarrolla el libro, sobre ese Tiempo de silencio, de Luis Martín Santos, que aparece en esta obra -que Gustavo Bueno interpretó como el tiempo marcado por la amenaza nuclear-, lo que hay es un conjunto de estrategias de carácter político, diplomático y propagandístico o cultural que son las que yo analizo. Trato una de las facetas del pulso americosoviético, que no era un pulso que se dirimiera solo con cabezas nucleares, sino también con la puesta en escena de determinadas iniciativas culturales, de captación de personalidades relevantes que contribuyeran al éxito ideológico de cada una de las posiciones, en este caso de las posiciones del mundo capitalista encabezado por los Estados de Unidos de Norteamérica.

Publicidad libro entrevistas

IMG-20200521-WA0016CAV: En el libro describe las actividades culturales de un grupo de intelectuales de distintas procedencias que se llamó Congreso por la Libertad de la Cultura, ¿por qué le llamó la atención este grupo?

IVC: No soy el primero que se ocupa de esta institución. Al CLC se han dedicado muchos libros, algunos ya clásicos. El grupo que estudio está vinculado a una organización norteamericana que trataba de constituir un frente ideológico destinado a implantar los postulados defendidos por EEUU: la implantación de democracias de mercado, de cierto liberalismo, de una filosofía alternativa a la manejada por los soviéticos, en definitiva, a desplegar una estrategia internacional que permitiera la hegemonía ideológica del imperio capitalista. Desde el principio, en su organización estuvo incluido un español, Salvador de Madariaga. El núcleo duro del grupo que yo estudio es el comité español del CLC.

CAV: ¿Qué perfil político o ideológico se buscaba en sus componentes?

IVC: El común a todos era un perfil netamente anticomunista, entendiendo el comunismo en este caso como un sinónimo del estalinismo. Ese es el denominador común, luego ya cada uno tenía unas modulaciones ideológicas, pero lo fundamental era su oposición al régimen soviético.

«El común a todos era un perfil netamente anticomunista, entendiendo el comunismo en este caso como un sinónimo del estalinismo.»

CAV: Siendo el comité español del CLC, ¿eran todos conscientes de que estaban siendo financiados por EEUU?

IVC: Como demuestro con la documentación interna y con las publicaciones que fueron saliendo a la prensa, todos eran conscientes de que en el fondo quien estaba sustentando ese proyecto era lo que se llamaba “los americanos”. De hecho, el propio Cela lo dice en un momento muy temprano. Todos eran conscientes de que formaban parte de esta ofensiva con la que ellos estaban de acuerdo en tanto que se oponía al comunismo. Naturalmente, el nivel de conocimiento en detalle era diferente entre unos y otros. Cuando se produce la gran crisis, en 1967, el único que se sale del núcleo duro es Buero Vallejo, con lo cual hay que suponer que fueron capaces de cabalgar aquellas contradicciones. No todos podían saberlo todo, pero era evidente que eso no era un maná que cayera del cielo y que para darle viabilidad a esos proyectos tenía que haber una financiación. 

En cuanto a lo que buscaban, unos tenían un sesgo más político, como Dionisio Ridruejo, otros querían desarrollar sus carreras profesionales vinculadas a la filosofía, al ensayo histórico y este era un vehículo interesante para hacerlo.

CAV: EEUU tenía un plan para Europa de tipo federal, ¿contaban con España para esa Europa o España estaba tan aislada como parecía?

España no estaba tan aislada como parecía, aunque es cierto que se usa mucho la palabra autarquía, también es verdad que es una idea límite a la cual no se puede llegar. Por otro lado, como constato con algunos datos, había conexiones de todo tipo, y en el ambiente cultural por supuesto que las había. Es sabido que Míster Marshall pasó de largo, pero EEUU siempre tuvo mucho interés en España porque cumplía uno de sus principales requisitos: un anticomunismo demostrado por la vía de los hechos. El régimen franquista -al que se le pueden poner muchas etiquetas- una de las que mejor soporta es la del anticomunismo; no era una democracia, pero sí era un opositor al comunismo. Por otro lado, la oposición al franquismo venía alentada desde posiciones comunistas. Todo esto hacía de España un lugar muy atractivo. 

«Es sabido que Míster Marshall pasó de largo, pero EEUU siempre tuvo mucho interés en España porque cumplía uno de sus principales requisitos: un anticomunismo demostrado por la vía de los hechos.»

El proyecto que EEUU tenía para el continente era una especie de Estados Unidos de Europa y uno de esos estados, una vez pulidas las aristas más incómodas, sería España, evitando así que cayera en la órbita soviética.

CAV: Los encuentros del CLC dedicaron muchos de sus coloquios y estudios a las llamadas comunidades históricas, algo que tantos quebraderos de cabeza da a la España del siglo XXI. ¿Se daba por hecho que la construcción de la nueva etapa política posfranquista se haría con la estructura autonómica nacida en la II República?

IVC: Si los EEUU querían unos Estados Unidos de Europa, los miembros del comité español proponían una especie de escalada del proyecto inicial ajustándolo al límite nacional, constituyendo una suerte de Estado Unidos Hispánicos, es decir, un modelo federal en el que hubiera unas naciones diferenciadas. De ahí el uso constante apelando a cuestiones culturales, de la expresión “comunidades diferenciadas”. Las diferencias estaban dadas en clave cultural, -la lengua y la tradición-, pero también económicas, puesto que ya se hablaba de balanzas fiscales. En los años sesenta se estaba hablando de los mismos temas o muy parecidos a los que se están discutiendo hoy.

«En los años sesenta se estaba hablando de los mismos temas o muy parecidos a los que se están discutiendo hoy.»

CAV: En el capítulo “El contubernio de la La Ametlla del Vallés” da cuenta del coloquio Castilla-Cataluña en el que se habla de estado plurinacional, de represión idiomática y de la necesidad de la educación en catalán; se llegó a decir que la escuela desarrollada en la lengua oficial -el español- producía “la perturbación normal del desarrollo psicológico del niño”. Parece que se estaban poniendo las bases de una política lingüística actual.

IVC: La cuestión de la lengua es central. Lo que se estaba proponiendo es que la inexistencia reglada en catalán producía trastornos en los niños. Habría que preguntar a los herederos de esa línea si no hay trastorno en la psicología del niño cuya lengua materna es el español a la cual se le impide completamente el acceso. Llama mucho la atención que esto ocurría en el año 1964 y hay que entender que no eran unos cenáculos estrictamente clandestinos, eran personas relevantes. Por otro lado, en La Ametlla había unas reuniones paralelas en exclusiva para los catalanistas.

Síguenos en Facebook

CAV: Resulta especialmente sorprendente leer a Ridruejo hablar sobre el estado plurinacional. Hay cambios políticos y cambios políticos, el de Ridruejo es el más llamativo.

IVC: El cambio de Ridruejo es especialmente llamativo y esto invita a replantearse algunas de las etiquetas más habituales que se le ponen al franquismo. Cuando se identifica al franquismo con Falange, nada mejor que analizar el caso de Ridruejo para ver cómo muchas posiciones viraron. En este grupo había muchos falangistas desencantados con Franco y uno de ellos es Ridruejo, que además da un giro completamente radical hacia unas posiciones muy opuestas al franquismo. Es un personaje digno de análisis y ha sido objeto de biografías por esas peculiaridades. Ridruejo, el jefe de propaganda durante la guerra civil, divisionario azul, que no estaba satisfecho con la dirección que toma el franquismo.

Síguenos en Twitter

CAV: En esta reunión Ridruejo propone la creación de la Asociación de culturas peninsulares para el estudio de las regiones de manera aislada; mientras tanto, Benet, catalán secesionista, ya hablaba de etnias diferenciadas.

IVC: No es tan raro, el catalanismo tiene una dimensión frenológica inicial y un trasfondo racista inequívoco. A finales del siglo XIX y principios del XX ya se puso sobre la mesa la cuestión racial. Esta decae con el fin del régimen nazi, por eso hay que derivarlo a cuestiones culturales, pero aflora de vez en cuando en boca de Benet, de Heriberto Barrera, de Junqueras y de Torra. Es algo consustancial al catalanismo, por más que ellos se quieran poner exquisitos. Está ahí latente y se les escapa de vez en cuando.

CAV: Hace referencia a la encíclica de Juan XXIII, Pacem in Terris, en la que se prestaba especial atención a las minorías étnicas y a sus aspectos culturales. La Encíclica se tradujo al catalán y hubo una tirada de 200.000 ejemplares. ¿Qué repercusión tuvo esto en Cataluña?

IVC: Este tema abre la puerta a las lenguas vernáculas y se hace desde ambientes clericales. A partir de entonces se empiezan a oficiar las misas en catalán, algo que ya se reclamó a finales del XIX. En periódicos católicos se elogió el rezo en la lengua catalana porque, según algunos, la conexión con Dios era más directa. El efecto indeseado fue la pérdida de fieles.

El CLC acepta esta visión victimista y narcisista que ofrecen los catalanistas con los que comparten estas reuniones. Tiene una explicación, estamos hablando de ámbitos llamados culturales y me parece que esta gente está absolutamente cautiva del mito de la cultura y no pueden salir de esos límites que les imponen esos colectivos narcisistas. Se tragan completamente el anzuelo catalanista y lo asumen.

CAV: De esos polvos, estos lodos…

De esos polvos estos lodos porque el antifranquismo lo legitima todo, ese es el problema.

«Este grupo, en cuanto a la configuración ideológica, ha hecho una gran contribución a una España que pretende, por la vía del federalismo, acabar siendo un estado plurinacional.»

CAV: El día 11 de junio de 1975, pocos meses antes de la muerte de Franco, se celebra en Madrid una reunión de la Plataforma de Convergencia Democrática. liderada por el PSOE. Uno de sus principales objetivos era la reivindicación del “derecho de autodeterminación de los pueblos del Estado español”. Teniendo en cuenta que el PSOE desplazó al PCE como el principal partido de izquierdas de la etapa democrática, ¿qué podía salir mal?

Nada, no podía salir mal nada. Bueno, no ha salido el proyecto de autodeterminación, pero estamos a un paso de que se produzca. Es el paso que queda por dar, no hay mucho más. Se ha vaciado al Estado en esas comunidades. Los proyectos de estos ideólogos en gran medida se han realizado, del mismo modo ha sucedido con muchos de los proyectos de ETA. Este grupo, en cuanto a la configuración ideológica, ha hecho una gran contribución a una España que pretende, por la vía del federalismo, acabar siendo un estado plurinacional. Nada garantiza que eso vaya a ocurrir, pero, al menos hasta la fecha, la desigualdad entre españoles ha ido creciendo y las posibilidades de balcanización están presentes. Hace tan solo tres años se dio un golpe de estado y no ha sido neutralizado, que cada uno saque sus conclusiones.

Carmen Álvarez-FirmaPuedes seguir a Carmen Álvarez en Twitter y también en su blog personal, en este enlace

A MagazineFranja Patrocinio Patreon & Paypal

Ataraxia Magazine es un digital de lectura gratuito en Internet. Publicamos a lo largo del mes más de una treintena de extensos artículos y columnas de política, sociedad y cultura, fruto del esfuerzo y dedicación de un equipo de más de quince periodistas, escritores, juristas, abogados, economistas y expertos en todo tipo de materias. Cada número supone no menos de 400 horas de trabajo colectivo. Garantizar la continuidad de una iniciativa de estas características sin financiación es imposible. Si te gusta nuestra publicación te pedimos que contribuyas, en la medida de tus posibilidades, a su continuidad; o bien patrocinándola mediante una mínima cuota mensual de 5 dólares (4,45€) a través de PATREON (hallarás el enlace tras estas líneas) o bien aportando mínimas cantidades, a partir de 1€, mediante un micropago utilizando PAYPAL (enlace tras estas líneas). GRACIAS por tu ayuda. Deseamos poder seguir brindando a nuestros lectores textos y contenidos de calidad de forma abierta y accesible a todos.

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA CUOTA DE 5$ (4,44€)

anuncio Ataraxia-Patreon

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA MICRO DONACIÓN (2€)

Micro donación mediante Paypal

Mediante Paypal (no es necesario tener cuenta en Paypal) puedes aportar 2 €, a fin de garantizar la permanencia y viabilidad de tu revista en Internet. Muchas gracias.

€2,00


email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Patrocina AtaraxiaMagazine: https://www.patreon.com/ataraxiamagazine 

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook:

Autor - Carmen ÁlvarezImagen de cierre de artículos