Han perdido…

Publicidad libro entrevistasHan perdido.jpg
Plantilla Jorge Sánchez de Castro

En el segundo aniversario del 1 de octubre, fecha del referéndum ilegal llevado a cabo en Cataluña, recuperamos este magnífico artículo, publicado por su autor en aquellas fechas; brillante reflexión dividida en dos partes —la primera referida al referéndum en Grecia, y la segunda al catalán— que demuestra que los referéndums, incluyendo el Brexit, son errores imperdonables de políticos mediocres, que se arrojan en brazos de la demagogia populista a fin de diluir su absoluta incapacidad a la hora de saber gestionar asuntos de absoluta trascendencia política, social y económica.  

5 de julio de 2015. Grecia.

Después de siete días con sus bancos cerrados y de semanas de gigantescas manifestaciones por todo el país, el 5 de julio de 2015 los griegos votaron NO en el plebiscito celebrado para contestar a la pregunta: “¿Debe ser aceptado el proyecto de acuerdo presentado a Grecia por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo del 25 de junio de 2015?”.

Según los corresponsales de los medios de comunicación del mundo mundial, Atenas explotó esa noche en una gigantesca fiesta. Los gritos de “¡¡¡Hemos ganado, hemos ganado!!!” inundaban la ciudad.

La multitud celebraba la aplastante diferencia de casi 20 puntos obtenida por el ‘no’, que había hecho realidad la pesadilla de la canciller alemana Angela Merkel y de la Unión Europea, pues el 61,31% de los griegos votó ‘no’, frente a un 38,69% que marcó el ‘sí’.

El triunfo del ‘no’ fue considerado una gigantesca victoria política para Alexis Tsipras, que cinco meses antes se había convertido en primer ministro al grito de “Acabemos con la austeridad”.

Tan es así, que Antonio Samaras, líder de la formación de centro-derecha “Nueva Democracia”, anterior primer ministro y uno de los abanderados del “sí”, presentaba la misma noche del 5 de julio su dimisión al frente del partido.

“Cuando un pueblo tiene fe y conciencia colectiva puede resistir. Hoy celebramos esta victoria democrática pero mañana seguimos como país unido. Creo en el poder popular”, proclamaba Tsipras en un mensaje televisado a los griegos. “Grecia se sentará en la mesa de negociaciones para restituir la estabilidad económica”, aseguraba, pero dejando claro que “la restructuración de la deuda es necesaria para la salida de la crisis”, sentenció.

Publicidad La Vuelta al Año en 80 mundos.jpg

“Las negociaciones deben cerrarse muy pronto, incluso en 48 horas”, hacía saber el portavoz del Gobierno, Gabriel Sakellaridis. “Haremos todos los esfuerzos por conseguir un acuerdo inmediatamente”.

¿Qué ocurrió en realidad?

Seis días después del referéndum, el Gobierno solicitó el tercer rescate al Mecanismo Europeo de Estabilidad y presentó una propuesta de reformas tributarias y ajustes al gasto público, que fue aprobado el 11 de julio de 2015 en el Parlamento.

El 13 de julio, los Jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro acordaron la puesta en marcha de la negociación del tercer rescate, recurriendo a la amenaza de una salida de Grecia del euro e imponiendo condiciones de recortes mucho más exigentes que los rechazados en la consulta del 5 de julio.

«Los Jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro acordaron la puesta en marcha de la negociación del tercer rescate, imponiendo condiciones de recortes mucho más exigentes que los rechazados en la consulta del 5 de julio.»

El primer paquete de reformas que contenía las directrices de la Unión Europea y hacía caso omiso a lo manifestado por la ciudadanía en las urnas, fue aprobado el 15 de julio en el Parlamento con el respaldo de la oposición y el voto en contra de varios diputados disidentes de “Syriza” en medio de gigantescas protestas en Atenas convocadas por los sindicatos.

Una vez comprobado que el Gobierno griego no hacía caso al resultado del plebiscito y se plegaba a las directrices de Bruselas, el 16 de julio el Eurogrupo da su visto bueno al tercer rescate, y un día después los países de la UE aprobaron una financiación de urgencia de 7.160 millones que puso fin al “corralito” bancario.

Publicidad Ataraxia magazine

El primer ministro Tsipras hizo cambios en su gabinete, sustituyendo a los ministros y viceministros que votaron contra el rescate.

El 22 de julio el Parlamento aprueba el segundo paquete de reformas, en cumplimiento de las condiciones que permitieron que el 28 de julio se iniciara la negociación del tercer rescate griego, que se aprobó por el Eurogrupo el 14 de agosto.

El Memorando de Entendimiento (MoU) del nuevo programa de rescate, incluyó la creación de un fondo de privatizaciones de 50.000 millones de euros, así como la ejecución de una variedad de reformas en recortes del gasto social, el mercado laboral y de servicios públicos, con énfasis en educación, salud, pensiones y salarios. 

¿Y la multitud que celebraba su victoria un mes antes?, ¿la multitud que votó “no” a ese rescate?

Bien, gracias. Pagando impuestos. 

1 de octubre de 2017. Cataluña. 

Ésta podría ser la crónica de cualquier medio de comunicación nacional o internacional mañana por la noche:

“Después del plebiscito por la independencia del territorio español, cientos de miles de ciudadanos catalanes (quizá millones) celebran en la calle la victoria. Los gritos de “¡¡¡Hemos ganado, hemos ganado!!!” inundan las ciudades y pueblos del “país petit”. Carles Puigdemont reitera lo que ya dijo en el cierre de campaña del pasado viernes: “ya hemos ganado”

El malvado Rajoy ha visto frustrado sus deseos de impedir que los catalanes voten. Se ha consumado la revolución de los tractores y de los niños en los colegios electorales. El principal partido de la oposición solicita que dimita el Presidente del Gobierno Español y los líderes independentistas, a las órdenes de las CUP, se aprestan a declarar de forma unilateral la independencia de Cataluña en 48 horas”.

Vamos, lo mismo que lo ocurrido en Grecia en la noche del 5 de julio de 2015.

¿Pero qué ocurrirá en verdad?, ¿habrá más autogobierno?, ¿de qué valdrá una declaración unilateral de independencia?, ¿valen los votos de los niños con el puño en alto?, ¿votan los tractores?

«…No cayeron en la cuenta que paralizar el referendo les habría concedido la victoria en la mesa de negociación. Les bastaba amenazar con celebrarlo para hacer temblar a sus interlocutores.»

El 5 de julio de 2015 me preguntaba qué celebraban los griegos cuando seguían con los bancos cerrados, y hoy me pregunto cuál será el éxito de los indepes catalanes mañana. Más desorden, la convivencia rota, más detenciones, las cuentas intervenidas. Frustración popular y vacío político.

¿Victoria? De una multitud impotente. En realidad, el ridículo Puigdemont y su Govern, que lo han perdido todo. No cayeron en la cuenta que paralizar el referendo les habría concedido la victoria en la mesa de negociación. Les bastaba amenazar con celebrarlo para hacer temblar a sus interlocutores.Síguenos en Twitter

Ahora, con el plebiscito de los tractores y los niños consumado, al día 1 le seguirá el día 2, y a la declaración unilateral de independencia más inhabilitaciones de cargos públicos, más intervención de “Madrit”.

Con el referéndum realizado el mito del “derecho a decidir” habrá quedado hecho pedazos, pues la realidad demostrará que la muchedumbre no es un factor político. El gentío, en política, debe utilizarse para intimidar —”¡Rajoy, que viene el coco!”—. Porque si la amenaza se cumple y llega el temido coco, éste resulta ser un caos de tráfico, ocupación de colegios y la “kale borroka” de las CUP con camisetas del Ché. La acampada será masiva, pero la independencia está más lejos que nunca puesto que la multitud, una vez se concentra y visualiza, no pasa de bravata, que el enemigo entiende como provocación.

Síguenos en Facebook
Así, la Unión Europea impuso a Grecia, luego del referendo de 2015, un tercer rescate más duro que el previsto antes del plebiscito.

El 9 de noviembre de 2014 el Gobierno español dejó votar a los catalanes y ganó masivamente que Cataluña fuese un Estado independiente. Tres años después no ha aumentado ni un ápice el autogobierno. Por contra,  mañana otro referéndum, igual que el de 2014, ha sido declarado ilegal y la Generalitat ya no tiene competencias financieras.

Aventuro que si se produjese un tercero, la autonomía de Cataluña dejará de existir por largo tiempo. Sí. Por paradójico que parezca mañana, han perdido.

 

Jorge Sánchez de Castro-FirmaPuedes seguir a Jorge Sánchez de Castro Calderón en Twitter y también en su blog «El único Paraíso es el fiscal»

A MagazineFranja Patrocinio Patreon & Paypal

Ataraxia Magazine es un digital de lectura gratuito en Internet. Publicamos a lo largo del mes más de una treintena de extensos artículos y columnas de política, sociedad y cultura, fruto del esfuerzo y dedicación de un equipo de más de quince periodistas, escritores, juristas, abogados, economistas y expertos en todo tipo de materias. Cada número supone no menos de 400 horas de trabajo colectivo. Garantizar la continuidad de una iniciativa de estas características sin financiación es imposible. Si te gusta nuestra publicación te pedimos que contribuyas, en la medida de tus posibilidades, a su continuidad; o bien patrocinándola mediante una mínima cuota mensual de 5 dólares (4,45€) a través de PATREON (hallarás el enlace tras estas líneas) o bien aportando mínimas cantidades, a partir de 1€, mediante un micropago utilizando PAYPAL (enlace tras estas líneas). GRACIAS por tu ayuda. Deseamos poder seguir brindando a nuestros lectores textos y contenidos de calidad de forma abierta y accesible a todos.

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA CUOTA DE 5$ (4,44€)

anuncio Ataraxia-Patreon

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA MICRO DONACIÓN (2€)

Micro donación mediante Paypal

Mediante Paypal (no es necesario tener cuenta en Paypal) puedes aportar 2 €, a fin de garantizar la permanencia y viabilidad de tu revista en Internet. Muchas gracias.

€2,00


email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Patrocina AtaraxiaMagazine: https://www.patreon.com/ataraxiamagazine 

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook:


IMG-20190225-WA0000-01

Jorge Sánchez de Castro Calderón

Estuve en la Facultad de CC. Políticas de la Complutense antes que Pablo Iglesias. Allí vi a gente de lo más variopinta… Un miembro de la Casa Real; un magistrado del Tribunal Supremo, que me anunció dónde iba a llegar, y hasta un gran maestro marxista que mudó en consejero “black”. También conocí a Tocqueville, a Marx, a Maquiavelo y al sabio español Dalmacio Negro. Incluso a Kelsen y Carl Schmitt, cuya disputa intelectual creo que ganó Don Carl. Si con esto no les basta, les invito a entrar en Ataraxia Magazine o en mi página “El único paraíso es el fiscal”.
 

Imagen de cierre de artículos

Anuncios