Políticos masa

Publicidad Ataraxia magazine

Cabecera Jorge Sánchez de Castro3wUfipFMP1GwAb2h4iGGt

Políticos masa

 

Ahora que el arte ha desaparecido porque el artista se ha quedado sin movimientos, sin grupos, sin escuelas; ahora que el artista ha logrado que al Estado en el que tributa le baste para destruirle un leve soplo; una manifestación digna de ser considerada artística son las negociaciones para constituir gobiernos locales, autonómicos y naciones, genuinos “ready mades” duchampianos.

Si el “ready made” es un objeto no artístico al que el artista le otorga identidad de arte (un urinario se convierte en una obra de culto porque un artista logra situar una fotografía del mingitorio en un museo), los medios de comunicación y su legión de opinadores son una fábrica de “ready mades”  al transformar un objeto no artístico (un político español) en una caricatura grotesca, que es el arte característico del s. XXI.  

Uno de los más graciosos “ready mades” que ha producido en lo que va de año 2019, es ese coro de intelectuales repitiendo la inaguantable monserga de que Rivera y su partido Ciudadanos deben formar Gobierno con Sánchez para evitar que éste caiga en las redes de los nacionalistas —léanlo aquí— cuando resulta evidente que el tal Sánchez ya ha pactado con la hez del independentismo (véase Navarra).

No obstante, el chafarrinón digno de un museo de arte contemporáneo es el espectáculo de los modos y maneras por los cuales se eligen los jefes políticos en cada institución.  

Aunque la gramática parda hace siglos tiene demostrado que un político incompetente ofrece garantía plena de ruina económica para todo un pueblo, no es la regla del mejor, sino la del número (el que más votos tenga, el que más apoyos consiga) la que decide quién debe gobernar.

«¿Pero alguien duda que Pablo Isla, presidente de Zara, sería mejor presidente del Gobierno de lo que lo fueron Zapatero, Rajoy o Pedro Sánchez?»

Así, oigo a los nuevos alcaldes, presidentes autonómicos y presidente de Gobierno los programas electorales que se proponen aplicar y entre medias de la farfolla sólo se extrae una verdad: esos hombres han preparado de forma minuciosa la bancarrota de sus súbditos (más intervencionismo, más subvenciones, nuevos impuestos…).

Síguenos en TwitterLa intelectualidad que se cree regeneracionista no deja de reclamar una nueva ley de partidos para que éstos sean democráticos, es decir, para que se aplique aún más la regla del número, pues consideran que así (no me pregunten por qué) mejorará la calidad de nuestro sistema político.

Pues bien, yo no soy intelectual y considero que hay que ser democrático, sí, pero al revés de lo que hacemos aquí.

Empecemos por el ámbito local.

Imaginemos que cada municipio votase qué vecino es considerado el más apto para gobernar el pueblo.

El vecino elegido, sea de un partido político o no, se haya presentado en alguna lista o no, será el alcalde, lo quiera o no, de ese pueblo durante dos años, renovable en nuevas elecciones sólo por otros dos, recibiendo a cambio un sueldo máximo igual al doble de lo que reciba por su actividad privada.

Me atrevo a decir que ni el 5% de las personas que hoy ocupan cargos públicos podrían superar este criterio, es decir, ser nombrado por sus vecinos como la persona más eficiente, más capaz, mejor (áristos), en una palabra. 

¿Que quién controlaría al político así designado? Los ciudadanos de cada pueblo teniendo noticia de cada una de las decisiones adoptadas por sus cargos públicos. El control le asegura la transparencia y la publicidad, no el número de políticos.

El irreprochable método democrático de elección (gobernaría el más votado) se vería reforzado porque el elegido sería el mejor, no el resultado de una oscura negociación entre amiguetes cuyo mérito y capacidad para dirigir no ya el país, sino su casa, se ignora.

Síguenos en FacebookDesconozco lo que gana el máximo ejecutivo de, por ejemplo, Zara. ¿Pero alguien duda que Pablo Isla, presidente de Zara, sería mejor presidente del Gobierno de lo que lo fueron Zapatero, Rajoy o Pedro Sánchez?, ¿alguien duda que nos saldría más barato pagarle su actual sueldo a Pablo Isla que mantener a la camada oligárquica que le ríe las gracias a la caterva de políticos que he citado? 

Cuando un artista sin oficio ni beneficio, travestido de político, quiere vivir a costa del contribuyente con el argumento “masa” de que es el que cuenta con más apoyos, no duden que alega cantidad porque no puede justificar que es el mejor.

Y si no es el mejor, ¿de qué nos sirve que sea el más masivo?

Y es que el arte no está muerto, sólo ha mutado en impostura.

El arte del s. XXI ni se crea ni se destruye, sólo se transforma en cada proceso electoral.

La nueva tendencia es una compañía de cómico-políticos que van de pueblo en pueblo, de televisión en televisión, cosechando éxitos con una obra cuyo argumento principal es que merecen gobernar porque les han votado más.

De acuerdo.

¿Pero pueden probar que son los mejores?

Jorge Sánchez de Castro-Firma

Puedes seguir a Jorge Sánchez de Castro Calderón en Twitter  y también en su blog «El único Paraíso es el fiscal»

A MagazineFranja Patrocinio Patreon & Paypal

Ataraxia Magazine es un digital de lectura gratuito en Internet. Publicamos a lo largo del mes más de una treintena de extensos artículos y columnas de política, sociedad y cultura, fruto del esfuerzo y dedicación de un equipo de más de quince periodistas, escritores, juristas, abogados, economistas y expertos en todo tipo de materias. Cada número supone no menos de 400 horas de trabajo colectivo. Garantizar la continuidad de una iniciativa de estas características sin financiación es imposible. Si te gusta nuestra publicación te pedimos que contribuyas, en la medida de tus posibilidades, a su continuidad; o bien patrocinándola mediante una mínima cuota mensual de 5 dólares (4,45€) a través de PATREON (hallarás el enlace tras estas líneas) o bien aportando mínimas cantidades, a partir de 1€, mediante un micropago utilizando PAYPAL (enlace tras estas líneas). GRACIAS por tu ayuda. Deseamos poder seguir brindando a nuestros lectores textos y contenidos de calidad de forma abierta y accesible a todos.

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA CUOTA DE 5$ (4,44€)

anuncio Ataraxia-Patreon

PATROCINA ATARAXIAMAGAZINE CON UNA MICRO DONACIÓN (2€)

Micro donación puntual mediante tu cuenta de Paypal

Mediante Paypal, y sin compromiso de continuidad mensual por tu parte, puedes aportar 2 €, a fin de garantizar la permanencia y viabilidad de tu revista en Internet. Muchas gracias.

€2,00


email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Patrocina AtaraxiaMagazine: https://www.patreon.com/ataraxiamagazine 

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook:


IMG-20190225-WA0000-01

Jorge Sánchez de Castro Calderón

Estuve en la Facultad de CC. Políticas de la Complutense antes que Pablo Iglesias. Allí vi a gente de lo más variopinta… Un miembro de la Casa Real; un magistrado del Tribunal Supremo, que me anunció dónde iba a llegar, y hasta un gran maestro marxista que mudó en consejero “black”. También conocí a Tocqueville, a Marx, a Maquiavelo y al sabio español Dalmacio Negro. Incluso a Kelsen y Carl Schmitt, cuya disputa intelectual creo que ganó Don Carl. Si con esto no les basta, les invito a entrar en Ataraxia Magazine o en mi página “El único paraíso es el fiscal”.
 

Imagen de cierre de artículos

Anuncios