Un documento im-presionante

Captura de pantalla 2019-02-26 a las 10.59.41

carmen álvarezManual resistencia-interior

Manual de resistencia, el libro perpetrado por Irene Lozano al dictado del megalómano Pedro Sánchez, ha superado las expectativas más pesimistas que cualquier español con dos dedos de frente pudiera tener sobre la España actual.

Y es que, aunque no lo queramos creer, este panfleto y la aceptación que ha tenido en buena parte de nuestra sociedad, trasciende lo meramente cómico —que es muchísimo y glorioso— para llegar a lo dramático. Sí, lo dramático, porque hay muchísima gente que se lo ha tomado en serio. Eso es lo trágico.

«…Este panfleto y la aceptación que ha tenido en buena parte de nuestra sociedad, trasciende lo meramente cómico —que es muchísimo y glorioso— para llegar a lo dramático.»

Captura de pantalla 2019-02-26 a las 11.20.24No lo he leído. Me disculparán, porque he tenido una semana de trabajo intenso y no he tenido tiempo para la diversión; me he conformado con leer extractos en Twitter que me han hecho llorar de la risa. Desde la decisión de la compra del colchón; la mudanza a La Moncloa y el necesario consenso con sus hijas —episodio que considero que no se le ha dado la importancia merecida—; su esfuerzo por dejar de ser conocido como «Pedro el guapo, cuyo mensaje implícito decía: como es guapo, es frívolo» para ser Pedro el político, supongo; la confusión entre San Juan de la Cruz y Fray Luis de León —maravillosa, pero que se han comido Irene Lozano y la editorial Planeta al completo— o su loca y, espero que debido a su ignorancia, irreverente presentación ante un taxista como “soy quien soy”, como si llevase a Moisés de conductor, hasta su más sincera y patética explicación de su llamada a Sálvame.

No ha sido fácil elegir tema, porque el libro, aun partiendo de un punto tan alto como es la compra del colchón en el que crees que no puede ir a más, ¡va a más! El doctor, a medida que se explica, que se abre, que nos cuenta, que se da a conocer, se supera hasta llegar, en ciertos momentos, a un éxtasis sólo digno de Santa Teresa de Jesús (que para él sería Sor Ángela de la Cruz, pero da igual).

Pues bien, he elegido el capítulo, cosa harto difícil con este material entre manos, de Sálvame: cómo es posible insultar y descalificar a tu electorado y que te sigan votando.

«Pero Sánchez es un machista y un clasista tan bobo y burdo que ni siquiera sabe disimularlo. Y otra vez digo: ni él, ni Irene Lozano, ni el editor planetario.»

Empleo pocas veces el término machismo, porque se ha extendido tanto su uso para chorradas varias que me molesta banalizarlo. Pero Sánchez es un machista y un clasista tan bobo y burdo que ni siquiera sabe disimularlo. Y otra vez digo: ni él, ni Irene Lozano, ni el editor planetario. Cuando leí por qué llamó Sánchez a Sálvame, mi estupefacción llegó a un límite tal, que cuando llegué a casa me puse el programa para ver qué decían al respecto, porque algo tenían que decir. Esperaba una casi santa indignación de los colaboradores llamándolo de todo menos guapo. Pero no, no fue el caso. Mansos. Muy mansos.

Para los no avisados incluyo el texto:

Captura de pantalla 2019-02-25 a las 18.44.03

Síguenos en TwitterSí, Pedro, sin rubor alguno nos cuentas cómo vences —en unos segundos de pánico tras el anuncio de uno de tus colaboradores que interrumpe tu reunión con la noticia de que ni siquiera Jorge Javier te va a votar— los prejuicios clasistas y machistas, porque te das cuenta de que el voto de una señora mayor e inculta vale lo mismo que el de tus «amigosvaronesdereconocidoprestigio» que ven ese programa. Por tanto, tras una rapidísima reflexión sólo propia de un avezado politólogo, en un acto democrático sin precedentes, desciendes del Olimpo para llamar al programa en directo y prometer que nunca te verían en una plaza de toros —asunto del cual se trataba— de la misma forma que hubieras prometido que los roscones de reyes no llevarían jamás fruta escarchada si llegaras a gobernar. Y Jorge Javier te hubiera devuelto su voto de igual forma.

«Huelga decir que si esto lo dicen Pablo Casado o Santi Abascal, los cuelgan de los pulgares —valoren mi extremada mesura— en plaza pública.»

Huelga decir que si esto lo dicen Pablo Casado o Santi Abascal, los cuelgan de los pulgares —valoren mi extremada mesura— en plaza pública. Pero no, eres tú, eres socialista, eres superior en lo moral, eres Pedro el guapo, Pedro el del colchón, Pedro el que consensúa la mudanza con sus hijas, Pedro el que salva en persona a 630 inmigrantes de los peligros del mar y la pobreza, y se analizan tus palabras con admiración, con devoción, se valora que desciendas al mundo de las mujeres mayores e incultas haciendo una llamada al Hades televisivo porque, al fin y al cabo, ya lo han dignificado tus «amigosvaronesdereconocidoprestigio» que ven el programa. Y, además, revelas al mundo que todos los votos valen lo mismo. Y ahí es donde quiero llegar. Todo por un voto.

«No puedo dejar de sugerirte, y perdona mi tuteo pero te siento cercano, que escribas o te escriban cómo cuajaste la moción de censura.»

Síguenos en FacebookEntusiasmada como estoy con el libro a punto de soltar 20 pavos para tenerlo en mi librería, no puedo dejar de sugerirte, y perdona mi tuteo pero te siento cercano, que escribas o te escriban cómo cuajaste la moción de censura. De la misma manera que convenciste a tus niñas para mudarse a una casa de tropecientos metros cuadrados —reconozcamos que es una putada—, cómo lo hiciste para que BILDU te apoyara. No sé por qué, pero se me antoja más difícil. ¿Qué les dijiste a ERC y CiU (en mi casa serán CiU para los restos) para que te dieran el sí? Lo de Podemos no me interesa mucho porque estando ya al borde del precipicio, lo mismo daba ya dar un paso al frente.

Ése es el libro que queremos leer. Pedro, cuéntanos… ¿Qué les prometiste? ¿Acaso tenéis pactada ya la vuelta de las elecciones para darles, con 4 años por delante, lo que ahora no podías darles?

Pedro, somos tu pueblo, cuéntanos, rey —licencia literaria, que te veo venir—, ¿cuál es tu estrategia? Que lo del colchón para una noche de copas está bien, pero lo que nos interesa es nuestro futuro.

Eso sí que sería un impresionante documento, pero me da que no le dices la verdad ni al médico.

Carmen Álvarez

Puedes seguir a Carmen Álvarez en Twitter y también en su blog personal, en este enlace

Logo cierre artículos

email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook:

Autor - Carmen Álvarez

Imagen de cierre de artículos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s