¿Felipe VI o Felipe VIII?

Logo cierre artículos

Felipe VI o VIII-interior

Por qué Felipe de Borbón debería ser Felipe VIII y no Felipe VI

Este es un tema que probablemente a la mayoría le parezca intranscendente u ocioso; pero entiendo, por lo que explicaré al final, que tiene una importancia mayor de la que aparenta y, sobre todo, sirve para calibrar qué tipo de Nación somos e, incluso, hacia dónde queremos o podemos ir.
Desde que soy un niño he leído y oído como unos y otros se referían al Príncipe de Asturias como “el futuro Felipe VI”, Felipe por su nombre y sexto por el ordinal que le correspondería como Rey de España. Mi planteamiento es que ese ordinal no debería ser “sexto”, sino “octavo”, y el que sea uno u otro no es en absoluto inocente, como confío en explicar a continuación.
El ordinal tras el nombre de los reyes (o de los papas) indica cuántos en el pasado ocuparon el mismo trono utilizando el mismo nombre. El “II” que acompaña al nombre de Isabel, la actual monarca del Reino Unido, nos indica que antes que ella otra reina de nombre Isabel ocupó el trono inglés; en concreto, Isabel I, la monarca de Shakespeare y de la victoria sobre la Armada Invencible. Juan Carlos de España es primero precisamente porque nadie antes que él reinó en España con ese nombre, aunque, en puridad, en el caso de que no hay antecesores con el mismo nombre sería más apropiado no incluir ningún ordinal, tal como hace el Papa actual, quien es Francisco, sin más; y tan solo se convertirá en “Francisco I” cuando otro pontífice elija ese nombre, Francisco, al acceder a la condición de Obispo de Roma.
1200px-Heraldic_Royal_Crown_of_Spain.svg.png
Así pues, ese ordinal es una referencia a la historia y un recuerdo a quienes precedieron a quien lo usa en su mismo trono. Todos (o casi todos) sabemos que el abuelo del actual rey de España era Alfonso XIII, y que el padre de Alfonso XIII reinó como Alfonso XII; ahora bien ¿quiénes fueron los Alfonsos que precedieron a estos dos? ¿quién fue el primer Alfonso? Serán menos los que sepan que el primer Alfonso I (no hay redundancia en decir “el primer Alfonso I”, tal como veremos enseguida) fue rey de Asturias entre los años 739 y 757, yerno de Don Pelayo (éste sí que no lleva ordinal en su nombre), sucedió a su hijo (al de Don Pelayo), Favila, a quien mató un oso, tal como cuentan las crónicas. Alfonso II y III también fueron reyes de Asturias, pero Alfonso IV reinó en León, considerándose dicho reino de León heredero del de Asturias, y los Alfonsos que siguieron a estos fueron reyes de León, de Castilla o de León y Castilla hasta llegar a Alfonso XI (rey entre 1312 y 1350).
El primer Alfonso que fue propiamente rey de España fue Alfonso XII, ya en el siglo XIX (1874-1885). El hijo de Isabel II, el desgraciado esposo de la María de las Mercedes a quien cantan las coplas y padre de Alfonso XIII. Alfonso XII murió con tan solo 27 años, antes de que su hijo Alfonso llegara a nacer. Tenía ya dos hijas, pero ante la duda de si el hijo que esperaba la Reina María Cristina era un varón se retrasó la designación del heredero hasta que naciera ese hijo. Si hubiera sido una niña la reina hubiera sido su hermana mayor, María de las Mercedes (hay que ser Rey para poner a la primera hija de tu segunda esposa el nombre de la que había sido tu primera esposa, en fin); pero al ser un niño fue proclamado rey desde el mismo momento de su nacimiento, reinando como Alfonso XIII desde 1886 hasta 1931. Alfonso XII es el bisabuelo del monarca actual y Alfonso XIII su abuelo.
Así pues, el XII que acompañaba al Alfonso que reinó a finales del siglo XIX no era propiamente por otros reyes de España, sino por monarcas de reinos antiguos (o no tan antiguos como veremos) que habían precedido al Reino de España. Antes mencionábamos a un Alfonso I de Asturias y decíamos que había sido el primer Alfonso I, porque hubo más “Alfonsos primeros”. Así, un Alfonso I de Navarra (Pamplona en realidad), que reinó entre los años 1104 y 1134 y que también fue rey de Aragón (es, por tanto, Alfonso I de Navarra y de Aragón) y un Alfonso I, conde de Barcelona, que también era Alfonso II como rey de Aragón (1164-1196). Todos estos eran reyes de reinos “españoles”, pero no reyes de España.
1200px-Heraldic_Royal_Crown_of_Spain.svg.png
Como es sabido, España, como realidad jurídica es relativamente reciente. Hasta el Estatuto de Bayona de 1808, y si rechazamos como legítimo éste por haber sido impuesto por Napoleón, hasta la Contitución de Cádiz de 1812, España era tan solo una realidad geográfica, pero no jurídica. Fernando VII, el primer monarca que realmente fue Rey de España (de acuerdo, precisamente, con lo establecido en la Constitución de 19 de marzo de 1812), antes de serlo había reinado como Fernando VII en Castilla y como Fernando III en Navarra; y el título que le correspondería en los territorios de la Corona de Aragón sería el de Fernando IV. De igual forma, el primer monarca Borbón de España, el famoso Felipe V, tan solo era “quinto” en Castilla, pues en la Corona de Aragón reinaba como Felipe IV (y si en vez de leer tan solo “Victus” se consultan los documentos de la época efectivamente se comprueba que ese es el nombre que utilizaba en Aragón, Cataluña, Valencia y Mallorca) y en Navarra, en cambio, reinaba como Felipe VII.
Se adivinará ahora por qué entiendo que en caso de que reinara Felipe de Borbón tendría que reinar como Felipe VIII y no como Felipe VI. España, como acabamos de ver, es el resultado de la unión de varios reinos preexistentes. Teniendo esto en cuenta lo lógico es que en la numeración como reyes de España se utilice la más alta de las que resulten de considerar todos los monarcas que reinaron en cualquiera de los reinos españoles. Si Felipe reina como Felipe VI ¿es que no se considera sucesor del Felipe I de Navarra, que reinó entre los años 1284 y 1305? Ya hubo un Felipe VI de Navarra, el que reinó en Castilla como Felipe IV; y volver a utilizar ese ordinal, el VI, como Rey de España significaría ignorar que el Rey de España lo es en tanto que heredero de las diferentes dinastías que reinaron en todos los reinos españoles, y no solamente en Castilla.
Podría pensarse que lo que digo es de un purismo carente de consecuencias, un mero simbolismo que a nada conduce; pero ya me adelanto a decir que no compartiría esta valoración. Prácticamente el único valor que tiene la monarquía es el simbólico, y ésta función simbólica se puede ejercer mejor o peor, pero más allá de lo que plantean algunos aparentes escépticos el valor de identificación que tiene la historia y la influencia de los símbolos en la sociedad y en la vida de las gentes creo que está más allá de toda duda. En pocas semanas tendremos ocasión de vivir en Cataluña un desmesurado ejercicio de reivindicación y reconstrucción histórica orientado a un fin muy concreto que puede afectar de una manera determinante a las vidas de todos nosotros; y lo que planteo en relación a la numeración que le tocaría asumir al Príncipe de Asturias, de Gerona y de Viana si accede al trono de España no está alejado de esta batalla de símbolos e Historias en las que estamos inmersos.
1200px-Heraldic_Royal_Crown_of_Spain.svg.png
Con frecuencia se mantiene que España es en muchos aspectos “una Castilla ampliada”, con escasa o nula sensibilidad hacia los otros territorios que también configuran España. Si el máximo símbolo del Estado, el Rey, en su propio nombre hace patente que tan solo se considera como heredero de los monarcas de Castilla ¿cómo se espera que el resto de los españoles se identifiquen con él? El viejo debate entre una España de matriz castellana y otra con la que todos los españoles, vengan de donde vengan y hablen el idioma que hablen, puedan sentirse plenamente identificados está ahí, está presente y un Felipe VI de España sería un claro mensaje en la dirección equivocada; mientras que un Felipe VIII podría, junto con muchas otras cosas, iniciar un cambio que en estos momentos es más necesario que nunca.

Rafael ArenasPuedes seguir a Rafael Arenas en Twitter y también en su página personal “El Jardín de las Hipótesis”

Logo cierre artículos

email de contacto: ataraxiamagazine@gmail.com

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/ataraxiamag

Síguenos en Facebook:

Autor- Rafael ArenasImagen de cierre de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s